Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

4.6.16

El triunfo del Casio F-91, el triunfo de la filosofía de finales del siglo XX


Confieso que dudé bastante en escribir este post, "la vas a armar gorda" -pensé-. "Mejor replantéatelo de nuevo", me decía a mí mismo. Pero no, voy a hacerlo, voy a meterme con uno de los relojes más míticos de los digitales. Voy a criticar al Casio F-91, y luego que pase lo que tenga que pasar.

No es que el archiconocido modelo de Casio no posea un sin fin de virtudes, que las tiene, ni tampoco que no sea el reloj auxiliar por excelencia y a quien recurrir cuando necesitamos de manera rápida y urgente un reloj fiable, que lo es, sino que, tal como ocurre en muchos otros productos, como en el popular iPhone, el F-91 es un hijo innegable de su tiempo.




Durante los primeros años ochenta se entremezclaban filosofías y formas de entender la relojería muy diferentes en Casio. Por una parte, empezaba a aflorar la corriente de lo "low cost", objetos pensados y fabricados simplemente para tirar en cuanto se les agotara la pila. Los Casio F-30 y F-10 eran un buen ejemplo de esto, y durante los ochenta se puede decir que todas las marcas (exceptuando las más genuinas, Seiko, Citizen...) ofrecían relojes de ese tipo.

Por otro lado teníamos relojes para soportar largos años de uso y para ser duraderos, los Marlin podrían ser uno de sus más evidentes ejemplos, principalmente aquéllos con cajas de resina, pero también los Casio W-720 con cristal mineral y pila de cinco años de duración, o los metálicos Casio W-780.



El Casio F-91 es el "boli Bic" de los relojes: barato, útil, pero pensado para usar y tirar.

Sin embargo, y aunque algunos se empeñen en que no verlo así, el F-91 no puede considerarse un "prime", un reloj duradero, un reloj para soportar largos años de uso. Es -más bien, y muchas personas bajo ese concepto lo siguen usando hoy- un reloj que lleva en sus entrañas el obsoleto concepto del "usar y tirar", empezando por su módulo. Y es que un módulo que haya no solo que extraer por completo de la caja, sino que desarmar, para la simple tarea de mantenimiento de cambiarle la pila ya nos inspira muy poca confianza. Y terminando en su correa, endeble, frágil y muy delicada.

Por supuesto, por el precio que cuesta no se le puede pedir mucho más a este digital, incluso se podría decir que ya ofrece demasiado para lo que nos piden por él, y es ese su aspecto más valioso: no es un prime, no es duradero, no es robusto ni goza de buenos materiales, pero es todo un "premium" entre los low cost. Y para quien necesita un buen reloj simplemente para salir del paso es la elección ideal.


| Redacción: Duraderos.com

6 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. "Un remanso de paz", y que lo digas querido Apolinos. Pero ya verás lo que tardan también en liarla :D

    ResponderEliminar
  3. Hola Amigo, este Blog es un remanso de paz.

    Estoy de acuerdo con lo que dices sobre el f-91 a medias, el Low Cost empezó en Casio con el uso del plástico, antes de eso los relojes de Casio eran de acero estilo Casiotron que ya sabemos que son relojes muy duraderos, pero aquellos Casitron no eran tan perfectos al tener unos módulos complejos, delicados y con poca autonomía, sin embargo el plástico fue lo que marco la diferencia, fue el punto de inflexión en Casio hacia el Low Cost.

    Si partimos de la base que las correas de los relojes básicos tipo F y W de resina duran unos 2 años entonces un F-91 es una gran compra, yo mismo he roto ya 2 correas con el W-59 y le he puesto otras baratas de 2 euros y estoy encantado con él, podría haberlo tirado a la basura pero no he querido, quizás cuando se le gaste la batería sea su final, pero si me empeño podría ponerle otra pila y darle una nueva vida, lo mismo podría pasar con un f-91 que me guste o que le tenga cariño, el problema es que entre el bajo precio de los f-91 y que la gente no se quiere complicar la vida al final la mayoría prefiere tirarlo a la basura cuando se rompe la correa…, creo que lo falta es la mentalidad de antes, cuando las cosas en vez de tirarlas se arreglaban, falta bricolaje y ser un poco más manitas, la gente es muy vaga hoy en día.


    Creo que los relojes de resina se prestan a la poca durabilidad si lo comparamos con otros relojes de acero como el Casio W-780, pero para el precio que tienen están muy bien, si el reloj tiene la suerte de caer en buenas manos y su dueño lo cuida y lo mantiene bien cualquier F-91 podría durar tranquilamente muchísimos años y convertirse en un Prime, pero para que un Low Cost se convierta en un Prime también depende del trato del usuario.

    Saludos y suerte con el Blog

    ResponderEliminar
  4. Espero que estés bien Bianamaran, me ha gustado mucho este Blog, he dado con el por casualidad, mucha suerte y no te preocupes por lo que digan, la gente no sabe valorar las cosas hasta que las pierde, es propio del género humano.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Apolinos. si hasta a los que no les gusta (o dicen no gustarle) mis blogs los leen, será por algo. El problema de ZonaCasio es que hay mucha gente que le excita o le motiva verlo caer, y yo ahora no estoy mucho con fuerzas ni por la labor de emprender batallas de ese tipo y personalmente Casio ha dejado de ser un tema interesante que tratar para mí porque entre sus relojes ya no hay mucho más que decir. Son los que son y todo el mundo sabe los que hay, y por desgracia no hay más. A ver si la cosa mejora y en Casio nos sorprende con algo más que refritos y colores, pero lo dudo mucho.

    ResponderEliminar
  6. Ciertamente el F-91W es un producto nacido de la época de la tecnología para todos, una preciosa promesa por aquella época. Encuentro comprensible que esté diseñado para que la pila no se pueda cambiar más de 1 o 2 veces. Fijémonos que eso implicará 14 años o 21 años de tiempo, más que suficiente para una caja de resina, y un cristal del mismo material que acabarán dañados.

    Es decir un reloj de ese precio, que dura 21 años, satisface a todos los usuarios, y es a mi modo de ver prime.

    Sobre las correas que apunta Apolino, es simplemente el problema del material, se degrada. Recordemos que prime implica hacer las cosas tan bien como sea posible, a un coste razonable. Con el PUR, no podemos hacerlo mejor, es lo que hay. Es como una suela de zapato que se desgasta. Es lo normal.

    El problema viene, y seguimos con el comentario de Apolino, cuando Casio nos quiere hacer pagar por esa correa entre 5 y 10€, es decir, más que el reloj. Eso ya es pura obsolescencia programada, te están diciendo tíralo, y cómprate otro. Pero ojo, que no es problema ni del material, ni del modelo, sino del servicio postventa de Casio y sus políticas, algo que no nos pilla de sorpresa.

    Así, o tiramos el reloj, o nos hacemos con una versión china de 1 o 2€, no duran tanto, no son tan suaves, y lo que es peor, a saber en que condiciones de trabajo se han hecho. No se si es mejor tirar el reloj, o apoyar este tipo de manufacturas chinas.

    ¿No sería más fácil que Casio vendiera esa correa a 3€?

    ResponderEliminar

Entradas populares