Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

21.10.16

Prueba: zapatillas híbridas Yumas Lander


Durante estas últimas semanas he estado buscando algún modelo de zapatilla multipropósito, es decir, que sirviera tanto para la ciudad como para algunas salidas ocasionales al campo. Tras mucho investigar he visto que pocos modelos hay en el mercado que cumplan esas expectativas. Por supuesto, tenemos zapatillas (y botas) de montaña y media montaña de Salomon o The North Face, que pueden utilizarse también en la ciudad, pero aparte de ser pesadas tienen unos precios muy altos, y yo quería ceñirme a unas zapatillas más asequibles, en torno a los cincuenta euros que cumpliesen esos objetivos.

Como es normal, no hay nada en el mercado de la zapatería barato y bueno. Evidentemente lo mejor hubiera sido quedarme en un fabricante español y de fabricación nacional, pero para eso por desgracia hay que pagar un precio bastante más elevado. Lo que sí opté fue por elegir a una marca española, Yumas en este caso, de manera que si no podía tener una parte (la fabricación nacional), al menos tuviese la otra (la marca nacional).




Tras comparar con marcas blancas y analizar sus productos, me di cuenta que la mayoría de ellas que tenían un precio competitivo no eran de piel, sino sintéticas. Como con el calzado sintético tengo muy malas experiencias (para ser sintético hubiera preferido entonces tejido textil, que son similares en precio pero más duraderas), me decidí a revisar varios modelos de marca blanca con piel auténtica. Aún de marca blanca la piel auténtica no es barata, y se acercan en muchos casos a los precios que ofrecen fabricantes de renombre, de manera que mucho cuidado con eso porque podemos acabar pagando por una mala zapatilla de marca blanca un precio que en una marca de renombre y con compuestos de calidad puedes encontrar a solo cinco o diez euros más. De manera que en ese aspecto no merece la pena irse por la marca blanca.

Fue entonces cuando descubrí las Yumas Lander. Pertenecientes a la colección "Walking City" del fabricante español Yumas (por supuesto este modelo está hecho en China), las Lander son un tanto extrañas y llaman la atención. Están a medio camino entre zapatilla, zapato deportivo y zapatilla outdoor.


Especialmente destacable es su suela, robusta, con dibujo muy agresivo y de contacto muy suave con el suelo (habrá que ver cómo se desgasta, ya os contaré). Otro detalle que me agradó enormemente es que parte de sus superficies de refuerzo no están solo pegadas a inyección, sino con doble cosido. Su interior, por otra parte, está suficientemente acolchado como para resultar cómodo, pero no demasiado por lo que es a la vez robusto y firme.

El carecer de cordones las hace un tanto singulares, aunque sujetan muy bien en el pie gracias a una zona con lengüeta que incorpora dos laterales flexibles de goma. Nunca he tenido problema con este sistema de sujeción, si está bien construido y diseñado debería durar toda la vida de la zapatilla, ya os diré.


Otro de sus detalles ventajosos es su color, solo las he encontrado en este marrón mezclado con negro. Es un color muy acertado porque permiten ver el grado de deterioro o suciedad de la zapatilla, disimulando a la vez bastante bien los roces o el barro diario. Además, el diseño de las zonas negras le da ese toque de zapatilla de running que las hace muy sugerentes, junto con el atractivo perfilado del lateral de la suela, que se asemeja muy bien a los de una bota de trekking.

Como es habitual en el calzado procedente de China (será porque los chinos tienen los pies más pequeños....) la horma suele ser escasa. Eso quiere decir que si habitualmente calzas un 39, en estas zapatillas de Yumas será un 40, y así sucesivamente.


Por alrededor de 40 € son más caras que la mayoría de zapatillas de este tipo de marca blanca, pero más baratas que las zapatillas de otras marcas de renombre, por lo cual, si resultan bien y aguantan el ritmo, serían sin duda una compra perfecta dentro del segmento de producto en el que se posicionan.

Creo que, por ese precio, tener unas zapatillas de marca española con una suela consistente y capaz de ser usada en caminos y senderos como son las Lander es realmente una elección muy acertada. Por cierto, que el diseño de la etiqueta con la silueta de la ciudad es también muy bonito y sigue muy fielmente la estética y finalidad del producto.


Solo le veo un detalle negativo, y es su entresuela de cartón (aunque es bastante robusta, todo sea dicho). Con las entresuelas de cartón he tenido experiencias de todo tipo: algunas me han durado más que las zapatillas mismas, y otras se han acabado agujereando en un suspiro. Es cierto que lo ideal son suelas textiles, de resinas o sintéticas, pero en esta franja de precios en la que se mueven las Lander no puedes aspirar a esas cosas. Creo que, si la entresuela no falla, el resto de la zapatilla cumplirá su función perfectamente. Ya os contaré cómo envejecen, de momento las primeras sensaciones con ellas son de un confort bastante reseñable, muy por encima de productos más caros de la competencia y, por supuesto, mucho mejores que las de marcas blancas. Así que si estás buscando una szapatillas urbanas con aspiraciones ruteras a un precio rompedor, no dejes de probar las Yumas Lander. En el difícil y competitivo mundo del calzado hay pocas de su estilo que sean tan equilibradas.




| Redacción: Duraderos.com

2 comentarios :

  1. Estoy 100% de acuerdo. Puestos a comprar un producto, que sea Made in China, mejor una marca de aquí. Con toda probabilidad, tanto Yumas, como Reebok, acaben fabricando en la misma fábrica, así que... Si además el de aquí es algo más barato, pues genial.

    Sólo tengo las Yumas Maverick desde hace poco más de un año, y el resultado es bueno. Creo que Yumas es de las pocas marcas de calzado de aquí, que tiene diseños parejos a los de las multinacionales. La calidad, la veo igual de buena que por ejemplo unas Nike.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesantes las Yumas, tienen muy buena pinta, lo tendré en cuenta.

    A mí me gustan mucho el calzado mixto para ciudad, la típica zapatilla con aspecto de zapato, son comodísimas, hace +6 años me regalaron unas “ZEN AIR” Sport: http://www.zapatoking.com/tienda/53-zen-air-velcro-sport.html
    Que vienen a ser una Geox pero más económicas y las uso a tope, de hecho van a seguir siendo mi calzado de diario un año más para el otoño, invierno…. y ya va para +6 años, impresionantes, el día que se caigan a trozos me compraré otras de esta marca y de paso miraré las Yumas.

    Por cierto, en las tiendas C&A también puedes encontrar calzado con una calidad que quita el hipo.

    ResponderEliminar