Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

30.12.16

Philips AE1500: una radio como las de antes


Seguramente estés cansado de modelos de radio portátil con resina pintada, o rejillas metálicas que pronto se deterioran. Una radio de plástico de calidad, con sintonizador analógico y simple, como las antiguas, cada vez son más difíciles de encontrar entre las marcas de renombre, dejando ese tipo de mercado a productos desastrosos de fabricantes chinos. Pero hace unos meses Philips sorprendía lanzando una radio de bolsillo sin ninguna pretensión extraña ni complicaciones estéticas: el modelo AE1500.

Sony, Eton, Grundig, Sangean, Panasonic... En el mercado podemos encontrar un gran número de marcas de fabricantes de renombre que producen aparatos de radio. Para liar mas y confundir a los compradores más incautos, han surgido marcas chinas de dudosa reputación, como Sami, o coreanas como Daewoo, o incluso han resurgido marcas antaño legendarias, de gran calidad, que han vuelto al mercado simplemente como remarcas de productos chinos, tal es el caso de Elbe, una marca de prestigio que dijo su adiós a principios de los noventa, hoy rescatada como marca oportunista, lo mismo que ocurrre con tantas otras en relojería de consumo.




Por todo ello, a la hora de adquirir un aparato de radio es de vital importancia que miremos muy bien qué marca elegimos y distinguir entre tanta competencia acérrima, porque a veces es mejor pagar algo más por un poco de calidad, que arriesgarnos con un receptor de defectuoso funcionamiento.

El Philips AE1500 es el sustituto del anterior Philips AE1530, aparecido en el año 2008, y con el que comparte cierto aire y estética, así como un formato vertical, útil para llevar en un bolsillo. Pero aparte de eso, son modelos radicalmente diferentes en su diseño y construcción. Mientras el AE1530 abusaba de plateados en su pintura, el AE1500 es más espartano, más práctico y útil.



Las principales características que me atraen del Philips AE1500 es que, a diferencia de otros modelos, no tiene LED de sintonización (una lucecita que se ilumina cuando determinada emisora ha sido correctamente sintonizada), una función muy habitual en los modelos de Sony (y que después copiarían otros fabricantes, como Daewoo), y a la que no le he visto nunca mucho sentido. Teniendo en cuenta que si alguna virtud tienen este tipo de receptores es la de aprovechar las pilas al máximo (la radio analógica es el aparato que más aprovecha las pilas), desperdiciar energía con un diodo LED (aunque sea mínima) me parece un gasto superfluo y completamente evitable.

Por esa misma razón prefiero este tipo de modelos con sintonizador analógico, más prácticos que los de sintonización digital. La sintonización digital la veo obvia, lógica y necesaria en los modelos de radio digital, pero no en los de radio analógica. Además, "el tacto" de recoger la señal de emisora tiene un cierto atractivo (y un control más intuitivo) cuando el sintonizador es analógico. Aún así, quizá por moda, los fabricantes tienden cada vez más a ofrecer receptores con sintonización digital, y son relativamente pocos los analógicos que quedan ya en el mercado. Puede que con el paso del tiempo ocurra algo similar a lo que ocurre ahora en relojería, y se regrese a la sintonización analógica, pero de momento la tendencia es totalmente al contrario.


El Philips AE1500, además, es un radioreceptor que destila calidad por los cuatro costados. Desde su embalaje, con una caja "de verdad", con doble cartón protector (y no un simple cartón delgado, como las marcas chicas), pasando por su completísimo manual (nada de burdas fotocopias chinas o "descárgeselo usted de Internet") nos deja bien patente que estamos ante un aparato muy bien hecho y en el que Philips no ha obviado los detalles. Es, y con toda razón, un producto "de marca", y no una simple marca puesta en cualquier producto.

Tanto la sintonización como el control de volumen son analógicos, mediante las clásicas ruedas dentadas, incorporando el apagado y encendido en el propio mando del volumen, al estilo de los modelos de siempre. El sintonizador no tiene la exactitud de uno digital (lógicamente), pero tiene buen tacto y se pueden sintonizar emisoras incluso de baja potencia de manera bastante cómoda, no como otros modelos de marcas blancas en donde, si la emisora no tiene una potencia destacable, es imposible sintonizarla con precisión.


Otro aspecto a destacar es el limpio display analógico, en este caso Philips ha prescindido de las líneas de puntos (¿alguien las usa de referencia alguna vez?) pasando directamente a las leyendas de FM (parte superior) y AM (parte inferior) con los números correspondientes a sus diales. Estas leyendas se encuentran grabadas bajo el cristal protector, al igual que el logotipo de Philips, por lo que no se corre el riesgo de que se vayan borrando o se deterioren con el paso del tiempo y el roce contra la ropa. Lamentablemente no se puede decir lo mismo del resto de leyendas, que están escritas sobre la superficie de plástico (las de volumen, emisoras o los datos técnicos en la parte posterior). Mucho más adecuado sería que se hubieran grabado sobre la superficie, pero estamos hablando de un receptor económico y tampoco se puede esperar demasiado en el rango de precios que nos movemos. Eso sí, y es lo importante, electrónicamente es un receptor de una enorme calidad.

En la parte superior encontramos una apertura para conectar un asa de transporte (que Philips no la incluye en el paquete de venta), así como la salida de auriculares, de 3,5 mm (estándar).


Un bonito detalle que me gusta de este Philips AE1500 es que la tapa de las pilas no lleva la molesta esponja para hacer presión sobre las pilas, que siempre acaba rompiéndose y se termina perdiendo, sino que esa función Philips la ha dejado en manos del diseño de la misma tapa. Por contra, aunque la tapa de cierre es estupenda, da la sensación de que posee un ajuste demasiado frágil. No es que quede floja, ni mucho menos, pero sí que se desprende fácilmente con la mínima presión en la zona de bloqueo, por lo que se corre el peligro de perderla. Al ser una radio destinada principalmente a su uso en exteriores, muy portable, ese es un detalle que deberían haber revisado mejor.

Por cierto, y hablando de su portabilidad, la Philips AE1500 no se sustenta demasiado bien en posición vertical, y, por sus esquinas redondeadas (que le dotan de una belleza superior, pero poco práctica) tampoco se puede poner de lado sobre una mesa o superficie plana. Parece evidente que en Philips han pensado, al diseñarla, en ser utilizada principalmente dentro de un bolsillo o sujetada por la mano, porque su superficie curvada es muy ergonómica.


Curioso detalle el del altavoz (que es muy potente, por cierto), con una forma saliente en la carcasa, que evita que la ropa "se pegue" a la radio y nos posibilita el escuchar mejor el receptor cuando lo llevamos con nosotros metido en un bolsillo. Quizá sea esa una de las ideas que ha incluido Gibson (marca que incluye a Philips Phidelio y a Woox Innovations, que, por cierto, Philips provee de aparatos de audio a Gibson como una de las sinergias de la marca). Gibson probablemente os suene mas por sus guitarras, ya que es una de las marcas más famosas en este tipo de instrumentos.

El Philips AE1500 es un receptor ligero, enormemente ligero gracias a que funciona con dos pilas AAA (las "delgaditas"), y el fabricante holandés parece haber pensado al fabricarlo en la gente mayor, tanto por su estética muy clásica, de receptor tradicional, como por sus intuitivos mandos. No obstante no hay que obviar tampoco sus estupendas superficies, aun a pesar de ser de plástico, en Philips han creado un contraste entre una superficie mate delantera, y una trasera y laterales lustrosa, muy brillante.


En resumen, nos encontramos ante un aparato de los que, por desgracia, cada vez quedan menos, y a un precio impresionante. Mientras su modelo anterior, el Philips AE1530, rondaba los 20 €, el Philips AE1500 cuesta alrededor de solo 15 €. Por ese precio tenemos un buenísimo aparato de radio, y es evidente que no merece la pena comprar una radio de marca china por tan solo unos pocos euros de diferencia. Con el Philips AE1500 sí que tienes la sensación de haber hecho una buena compra y de haber aprovechado bien tu dinero.

Especificaciones Philips AE1500
- Radio portátil con sintonización analógica.
- Bandas: AM y FM.
- Sonido: mono (altavoz integrado); estéreo (auriculares).
- Potencia del altavoz: 100 mW
- Auriculares: salida de 3,5 mm.
- Alimentación: dos pilas AAA (LR3), de 1,5 V.
- Antena FM: tipo telescópica
- Antena AM: interna
- Tamaño: 20 x 120 x 56 mm. (grueso x alto x ancho)
- Peso: 63 gr. (sin pilas)
- Fecha de lanzamiento al mercado: 2014
- Contenido del paquete de venta: Receptor Philips AE1500, guía rápida, folleto de normas de seguridad y cuidados, y garantía.
- Colores disponibles: Negro o plateado.


Philips AE1500 1
Philips AE1500
Philips AE1500 2
Philips AE1500
Philips AE1500 3
Philips AE1500
Philips AE1500 4
Philips AE1500
Philips AE1500 5
Philips AE1500
Philips AE1500 6
Philips AE1500
Philips AE1500 7
Philips AE1500
Philips AE1500 8
Philips AE1500
Philips AE1500 9
Philips AE1500
Philips AE1500 10
Philips AE1500
Philips AE1500 11
Philips AE1500
Philips AE1500 12
Philips AE1500
Philips AE1500 13
Philips AE1500
Philips AE1500 14
Philips AE1500
Philips AE1500 15
Philips AE1500
Philips AE1500 16
Philips AE1500
Philips AE1500 17
Philips AE1500
Philips AE1500 18
Philips AE1500
Philips AE1500 19
Philips AE1500
Philips AE1500 20
Philips AE1500
Philips AE1500 21
Philips AE1500
Philips AE1500 22
Philips AE1500
Philips AE1500 23
Philips AE1500
Philips AE1500 24
Philips AE1500
Philips AE1500 25
Philips AE1500
Philips AE1500 26
Philips AE1500
Philips AE1500 27
Philips AE1500
Philips AE1500 28
Philips AE1500
Philips AE1500 29
Philips AE1500
Philips AE1500 30
Philips AE1500
Philips AE1500 31
Philips AE1500
Philips AE1500 32
Philips AE1500
Philips AE1500 33
Philips AE1500
Philips AE1500 34
Philips AE1500
Philips AE1500 35
Philips AE1500
Philips AE1500 36
Philips AE1500
Philips AE1500 37
Philips AE1500
Philips AE1500 38
Philips AE1500
Philips AE1500 39
Philips AE1500
Philips AE1500 40
Philips AE1500
Philips AE1500 41
Philips AE1500
Philips AE1500 42
Philips AE1500
Philips AE1500 43
Philips AE1500
Philips AE1500 44
Philips AE1500

| Redacción: Duraderos

2 comentarios :

  1. Interesante que hayan conseguido reducir el precio comparado con su predecesor sin bajar calidas. Eso siempre me gusta.

    Lo de las pilas AAA, prefiero las AA igual precio, mayor capacidad y más fáciles de conseguir.

    ResponderEliminar
  2. Hola. Esta entrada es muy buena, buen análisis. Sería genial si de encontrar el manual en internet adjuntaras un link (aunque para esta radio no es necesario para otros podructos podría ayudar al lector).

    Quería comentar que leyendo review en internet más de un compador refiere que con esta radio es muy complicado captar señales FM, y que AM es prácticamente imposible. Yo estoy buscando una radio para una mochila de emergencia, pero aunque esta radio durara hasta 20 horas un celular se puede cargar por usb y no hay comparación, sin embargo ningún celular dura 20 horas de radio, ni los más simples.

    Saludos.

    ResponderEliminar