Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

24.1.17

Cómo envejece el móvil de Telefunken


Llevo ya más de un mes de uso con el móvil de Telefunken de 20 € (aunque, como bien contaba Apolino, por 12 € podía encontrarse perfectamente también). En este tiempo lo he usado bastante y he podido conocerlo más a fondo, encontrar cosas buenas (que las tiene) y también otras que, podríamos decir, "desagradables".

Empezando por estas últimas, es muy molesto que, en algunos casos, y sobre todo cuando hace frío y hablas un rato con el móvil sobre la oreja, en la pantalla aparece una especie de "manchones". Parece ser debido a la diferencia de temperatura, que produce condensación entre el plástico del display, debido probablemente a un deficiente aislamiento de éste. Es algo que nunca me había ocurrido, y que hace evidente la poca atención al acabado (y su poca calidad) que tienen estos modelos chinos.




Aparte del problema ya mencionado en otra ocasión del SMS, del display que "cambia solo" al conectar el móvil al ordenador, y de algunos inconvenientes con los que no voy a cansaros porque ya lo conté en su día, el Telefunken tiene otro desagradable fallo (o, más bien, su batería). Al ser ésta -la batería- un componente digamos que "caro" para lo que cuesta el móvil en general, en Telefunken no debieron ponerle una de gran calidad, porque cae de improviso y "engaña". Igual estás hablando con alguien creyendo que tienes batería de sobra, y de repente se apaga porque se ha quedado sin batería.

Esto es molesto, pero al ser una batería estándar (de hecho ya dije que Nokia las usa), y como tengo el mismo modelo de batería original de Nokia, puedo cambiarla y sustituírsela, por lo que puede solucionarse.


Y tras ello voy a entrar en sus bondades: aparte de la mencionada batería, que es un modelo muy común, la función de grabación de llamadas cada vez me gusta más. Gracias a ella, por ejemplo, pude grabar a David de Casio España con ocasión del podcast que hicimos en Zona Casio Radio. No habría podido hacerlo (o habría sido más engorroso) con otro móvil que no tuviese esa función.

Bastante contento estoy también con las alarmas, que son cinco, y que las uso de cuando en cuando. Son muy completas, potentes y fáciles de configurar, aunque creo que su activación podrían haberla hecho algo más intuitiva. Aún así, las uso más que en los anteriores móviles que tuve, y de hecho ahora uso la alarma del móvil en lugar de la del reloj, lo que es indicativo de que me siento más a gusto con las del móvil.


Otra de sus cualidades que se agradecen es lo rápido y ágil que sale y entra en red, incluso con la red más lenta que tengo, de Orange, su activación es muy rápida. Ya conté también el defecto que tiene el móvil de no guardar, al apagarlo, la red que tuvieras desactivada previamente (en el momento de volver a encenderlo siempre te activa otra vez las dos), pero eso lo he solucionado optando por no apagarlo y dejarlo por las noches, simplemente, en modo avión. Como su batería dura bastante (aún hablando unas horas puede estar en espera casi una semana, es la gran ventaja de estos móviles sencillos frente a los smartphones) no tengo que preocuparme demasiado del estado de la batería, aunque eso sí: es muy confuso ver cuanto queda de batería, porque el icono es claro y se confunde con el fondo, un detalle, por cierto, que deberían solucionar claramente, poniéndole por ejemplo las secciones del estado de carga en color oscuro, o en negro, que estaría genial.

Otro aspecto a destacar y que me ha resultado muy útil es la linterna, no ilumina como la de un flash, pero su led es bastante potente, de hecho en una salida por una ruta con túneles nos pilló la noche y agradecí tenerla, me libró de alguna caida o tropiezo, así que no puedo estarle más que agradecido a ese extra que le han puesto, ya que poco se puede decir en contra de un móvil que te ha salvado de sufrir una peligrosa caída


Por último, la ligereza y medidas compactas del móvil hacen que se pueda llevar en cualquier sitio, lo puedo cargar en un rincón de la mochila sin problemas, por ejemplo.

En definitiva, que si al principio dudaba de que este móvil tan barato fuera a aguantar con el más de una semana, cada vez le saco más provecho y cada vez estoy más a gusto con él. Es cierto que tiene defectos y fallos (bastantes) pero si aprendes a convivir con ellos y los sabes resolver o atenuar de otras maneras, al final logras encontrarle la utilidad al móvil. De momento, al menos, funciona muy bien con las redes y puedo usar las dos líneas en un mismo móvil (que es lo que quería), y a nivel de solidez sigue aguantando y no parece que haya zonas de desgaste o que se estén rompiendo (es cierto que aún llevo poco tiempo con él para ver eso), de manera que cada vez me está pareciendo una compra no tan mala como al principio creía. De hecho, ya os conté que tengo gente a mi alrededor que se han decidido también a pasarse a un móvil barato de estos, y han dejado su smartphone.

Espero que el Telefunken siga portándose así, porque si lo hace y se mantiene estable en su firmware, al final puede que hasta repita con la marca y todo. No es la mejor, es muy básico y sencillo, pero es eso lo que necesitaba y buscaba: lo más sencillo posible, pero estable. Por el momento -y salvo el fallo de los SMS- no ha vuelto a resetearse.


| Redacción: Duraderos.com / Duraderos.blogspot.com

1 comentario :

  1. Me alegro que al final estés contento con el móvil, la utilidad de la linterna no se aprecia hasta que te hace falta, en general y para el precio que te ha costado el Telefunken es un buen móvil.

    Yo tengo un Nokia 108 muy similar al tuyo en características y me he acostumbrado tanto a él que ya no puedo vivir sin el pequeño Nokia, son aparatos que les acabas cogiendo cariño (Como mí inseparable reloj Casio W-59) y el día que se me estropee seguro que sufriré un Shock como me paso el día que se rompió la carcasa del Nokia 8310.

    ResponderEliminar