Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

19.1.17

Comparativa entre patés de atún


Desde mi accidente en bici que me quedé con media cara paralizada, me empecé a convertir en un asiduo consumidor de patés ya que por su textura es lo que más me agrada (las mayores molestias las siento al masticar). Por desgracia los patés nunca fueron uno de mis platos preferidos, y de entre la variedad existente los únicos que me gustan son los de atún y, en menor medida, los de hígado.

El precio de un paté no es barato, uno de calidad (de La Piara, con un alto porcentaje en atún) supera fácilmente los dos euros, pero por fortuna la marca Casa Tarradellas ha venido en mi auxilio y ofrecen por menos de la mitad patés de buena calidad aunque, obviamente, con un contenido en atún mucho menor.




Hoy me gustaría comparar las diferencias de un paté de atún de marca blanca (Hacendado), respecto a uno de Casa Tarradellas. Curiosamente ambos los fabrican los mismos: Casa Tarradellas, pero claro, el de Hacendado es más barato, y es por algo.

La verdad es que el precio de los Hacendado no lo sé con certeza porque me los han regalado (creo que superan en poco los 2 euros), lo que sé es que vienen en un pack de tres unidades mientras que los de Casa Tarradellas vienen sueltos (nunca los he visto en packs). El precio de uno de Casa Tarradellas es de 0,90 €, si multiplicáis ese precio por tres (que es el pack de Hacendado) os daréis cuenta que la diferencia es reseñable: 2,70 frente a los 2,20, más o menos, de los Hacendado. Además, ambos llevan la misma cantidad de producto: 125 gr. Pero vamos a ver por qué ese precio.


La primera diferencia que encontramos es, cómo no, en el ingrediente más valioso: el atún. Mientras que los de Hacendado llevan un 40% de atún, el llamémosle "original" de Casa Tarradellas lleva un 50%.

Otro detalle que es muy habitual en los patés de mala calidad es el alto contenido en especias que les ponen, probablemente para disimular la baja calidad (o proporción) de sus ingredientes. Aún así tengo que señalar que Casa Tarradellas, aún conteniendo especias, son de las marcas que menos les ponen, y la verdad es que logran dar con un sabor bastante neutro. No tengo nada en contra de las especias, pero en los patés -al menos para mi gusto- estropean totalmente el producto, disimulando su sabor por algo "raro" que sabe a exótico pero con un fondo de regusto de simple puré de patata (que es la base, por cierto, de estos patés). No digamos ya si lo mezclas con otra cosa, estropeando el resto de los sabores.


Por último, cabe señalar, a favor también de Hacendado, que su pack tiene uno de los mejores embalajes, con precinto de seguridad incluido que, inexplicablemente, el de marca Tarradellas no ofrece, y se contentan con una simple pegatina sobre la tapa que no asegura nada (carece totalmente de precinto alguno).

Con esto se explica el por qué Hacendado (Mercadona) tiene tanto éxito y acude a él tanta gente: porque sus precios no es que sean buenos, sino que, además, suelen tener también muy buenos productos.















| Redacción: Duraderos.blogspot.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario