Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

6.2.17

Leotron cambia su envasado para incluir ingredientes que antes no especificaba


Es común entre muchos fabricantes de productos alimenticios no especificar todos los ingredientes de su formulación. Aunque por ley están obligados a ello, siempre encuentran un resquicio más o menos legal por el cual escabullirse (muy poco porcentaje de ese ingrediente, mezclarlo con otros y nombrarlo genéricamente, en lugar de poner su nombre común, poner un nombre en latín o científico para que no se entienda o no resulte familiar, o simplemente ignorarlo y saltarse la ley a la torera).

Más grave aún es cuando esto lo hace una compañía farmacéutica, como en este caso Leotron, de la multinacional Angelini. Y es que hasta ahora, en algunos de sus productos ignoraban determinados ingredientes que incluían, no informando al consumidor de los mismos.




Un ejemplo de esto que os contamos lo tenemos en su complemento vitamínico "Leotron Triple Protección", un complemento que no decía, por decirlo de algún modo, "toda la verdad" (o, al menos, no era sincero con el consumidor).

Leotron se ha visto obligado a actualizar su envasado (ha modificado algunos colores, no mucho más) con el objeto de hacer mención de esos "nuevos" ingredientes, los cuales son "complejos cúpricos de cloforilas" y "clorofilinas". Y bien, ¿por qué lo ha ocultado?


Bueno, hay que mencionar que esos dos compuestos son aditivos, en concreto el E141ii se utiliza como colorante para dar tonos verdosos, y su uso es muy común en golosinas y dulces. Se obtiene al tratarse la clorofila con cobre, y aunque se puede extraer de cualquier planta, por cuestiones de eficiencia industrial se extrae comúnmente de céspedes (sí, del césped "de prados"), de hortigas, y de algunos cultivos, como la alfalfa.

En términos médicos, ambos compuestos no tienen impacto alguno sobre la salud (en dosis bajas, obviamente), la cuestión es que tampoco está muy claro para qué lo necesitan incorporar Leotron a unos complementos vitamínicos, ya que en el resto de las indicaciones no hacen mención a que éste ingrediente se utilice para nada práctico. Supongo que con el beta caroteno (el colorante que usaban hasta ahora, y que siguen utilizando) no les parecía bastante. Pero aparte de que sea nocivo o no, desde luego no es ninguna buena noticia que en un producto para la salud incorporen más colorantes de los que ya tenía, sin aportar ventaja medicinal alguna. Mala práctica y mala noticia para todos los consumidores de complementos Angelini.








| Redacción: Duraderos.com / Duraderos.blogspot.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Entradas populares