Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

17.2.17

Más guantes que se retiran del mercado (esta vez de trabajo)


Si la semana pasada hablábamos de guantes deportivos que se habían retirado del mercado, en esta ocasión se trata de equipamiento de protección laboral. En concreto son guantes de jardinería y bricolaje de la marca Liyset para los que la UE han emitido una alerta para que no se comercialicen y, en caso de haberlo hecho, para que se retiren de las tiendas. El modelo es el XYFY50251, con código de barras 8433392150251.

El riesgo de estos guantes es la considerable cantidad de cromo del que está impregnado su cuero, mucho mayor del permitido, lo que puede ocasionar reacciones alérgicas a quienes los utilicen.




Llama la atención que estos guantes, clasificados como de Categoría I, lleven la etiqueta de "Calidad y confianza excelente" y "Herramienta ideal para el trabajo perfecto" (como si los guantes fueran una "herramienta", debería ser "equipamiento", pero en fin...), lo que es una buena muestra de que en el embalaje se puede poner casi "cualquier cosa" y que cada vez nos tenemos que fiar menos de ese tipo de apelativos. Aunque de fabricación china, en España los distribuyen la firma catalana Importaciones Mantak.



| Redacción: Duraderos.com / Duraderos.blogspot.com

1 comentario :

  1. Ya habéis mostrado en otras ocasiones, como marcas conocidas, de aquí, y de fuera, externalizansu proceso productivo a China, sin tomarse la molestia de revisar la calidad del producto final.

    En este caso, es aún peor, porque la empresa es sólo una distribuidora, que probablemente no haya intervenido para nada en el producto, ni siquiera en el embalaje.

    Es difícil determinar si la culpa es de la fábrica china, del distribuidor, o de la UE que lo homologó, pero con este tipo de situaciones, cada vez en aumento, y el riesgo que conllevan, debería tomarse medidas más serias.

    Como dicen en "Wayward Pines", normas claras, y castigos severos.

    ResponderEliminar

Entradas populares