Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

28.2.17

Opinión y prueba del logbook serie dorada de MiquelRius


De MiquelRius no es la primera vez que hablamos y, de hecho, espero que tampoco será la última. Agendas, bolígrafos y cuadernos de esta marca ya os hemos hablado de ellos en anteriores ocasiones, ahora volvemos a sus geniales logbooks pero, en este caso, dentro de su colección Golden Collection. Esta colección se destaca por ofrecer bonitos acabados dorados, que se combinan con negros (o blancos) dándole un lustre especial, con detalles de espectaculares metalizados en diferentes partes. Obviamente, teniendo en cuenta la amplia variedad de artículos que se pueden encontrar én MiquelRius, no solo estén estos logbooks, sino que también encontramos cuadernos de distintos tamaños (A4, A5...), tacos de notas, o sets de oficina.

El logbook que os presento no se diferencia ni en tamaño, materiales y número de hojas, del resto, pero tiene unos preciosos detalles verdaderamente llamativos. La que más me ha gustado de entre las particularidades de este logbook es, sobre todo, el color de su banda elástica, un bonito amarillo atenuado que combina a la perfección con los lustrosos motivos de exterior. Puede que, sin embargo, lo que más llame la atención a la mayoría sean los cantos dorado-metal de sus hojas, las cuales están todas y cada una de ellas pintadas por sus bordes. Es realmente un logbook para atraer miradas.




La acertadísima leyenda frontal, muy discreta y coqueta, le da ese toque distintivo sin resultar ostentoso, gracias a lo cual podemos utilizar este logbook para escribir (o pintar o dibujar) lo que nos apetezca sin que la decoración de la portada contradiga el estilo que queramos darle. No obstante, también podemos elegir, si lo preferimos, motivos lunares o triangulares para las tapas.


Obviamente, por su estética de cantos dorados es muy apto para usar como libro en blanco para escribir relatos, novelas o cuentos cortos, sobre todo si nuestra caligrafía es muy artística. Muchas personas seguramente lo usarán para poner poemas, bien propios o de sus autores preferidos, una selección de poesía personal que puedan leer y disfrutar por dondequiera que vayan, tanto de motivos religiosos como más mundanos. Sin embargo, como buen logbook de MiquelRius, estos modelos de la colección Golden ofrecen la gran calidad del papel de la marca catalana, el cual es también apto para acuarelas o/y estilográficas. También dispone de bolsillo posterior, en la parte interna de la cubierta trasera, y cinta marcadora del mismo (y precioso) color amarillo pajizo que la banda elástica de cierre.


Y ahora la gran pregunta: ¿suelta "brillantina" el pintado dorado? Pues la cubierta frontal no, pero el borde de las hojas la verdad es que sí van desprendiendo molestas y "microscópicas virutas" de brillantina dorada. No es que uno acabe con los dedos teñidos de dorado, no llega a tanto -ni mucho menos-, pero tras pasarse un tiempo manejando sus hojas sí que ensucia, aunque a los pocos días de su uso este efecto desaparece. Pero si eres tan maniátic@ como yo -a mí esto me da mucha rabia- un truco que suelo hacer es "gastar" los rebordes de las hojas: las lijo con papel del número 350 (un número aproximado, 300, 400 o 450, también sirve) y así gasto los bordes hasta dejar muy poco dorado. Con las hojas gastadas ya no desprende brillantina. Claro que, te preguntarás, por qué no adquirir los logbooks o cuadernos "normales" de MiquelRius y no estos dorados, pues la respuesta es sencilla: porque los logbooks son muy difíciles de encontrar y si en tu tienda solo encuentras de estos dorados, y no tienes otra alternativa, puedes hacer este truco para que no te vaya soltando brillantina por todas partes. Eso sí, ten cuidado en no arrugar las hojas en el proceso.


En definitiva, estamos ante otro de esos espectaculares cuadernos de MiquelRius, con una calidad soberbia y a un precio bastante competitivo, que gira en torno a los cinco euros. Poco más se les puede pedir a estos cuidados cuadernos compactos, tan útiles y de un tamaño ideal para transportar con nosotros a dondequiera que vayamos.















| Redacción: Duraderos.com / Duraderos.blogspot.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario