Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

23.3.17

Cuadernos A6: los logbooks "para pobres"


El tamaño A6, aparte de en logbooks, es bastante complicado de encontrar. Lo más habitual es pasar del A5 al A4, y viceversa, siendo el primero como cuadernos de notas para llevar, y el segundo como cuaderno estándar, "el de toda la vida". Incluso si lo buscas por internet, los A6 son difíciles de dar con ellos, porque no suele haber mucha gama. Pero existen, por supuesto.

El tamaño de cuadernos es prácticamente igual que el de un logbook, pero con una diferencia abismal en cuanto a precio. Mientras que un logbook cuesta más o menos -y a partir- de 3 euros, el modelo de A6 (también conocido como cuadernos del número 8) que veis en estas imágenes nos sale por 80 céntimos, o sea: a céntimo por hoja (tiene 80 hojas). Si solo queremos un logbook ligero, para escribir, y no nos importa que sus tapas sean blandas, usar un cuaderno A6 en su lugar puede ser una alternativa interesante. Además, y como es el caso en el fabricante PACSA, un cuaderno hecho totalmente en España.




Obviamente tendremos que prescindir de algunas ventajas que el logbook nos ofrece: tendremos que lidiar con hojas cuadriculadas (por lo que no podremos dibujar en ellas), con papel de peor calidad, con las mencionadas tapas blandas, y con un número menor de páginas (los logbooks suelen tener cien hojas). Pero si nada de esto necesitamos, sino solamente un tamaño ligero, llevadero y manejable, entonces sin lugar a dudas los cuadernos A6 son la solución. También tienen el inconveniente del cuadriculado (sobre todo en PACSA es un cuadriculado muy fuerte, quizá demasiado, que hace que al escribir quede el texto muy confuso), puesto que no existen cuadernos de este tipo con hojas lisas.

En contrapartida, el peso de estos cuadernos es tremendamente ligero, pesando un logbook más de 161 gr., y un A6 no llega a 98 gr. Puede parecer un peso no demasiado importante, pero cuando cargas encima tres o cuatro de estos cuadernos, el ahorro ya es más que notable y sí que se nota. Es decir, dos logbooks vienen a ser unos 321 gr., y dos de estos cuadernos, 195 gr. Con solo elegir llevar dos A6 en lugar de dos logbooks, nos ahorramos ya un peso de 126 gr.


Si lo buscas tal vez te resulte muy útil conocer sus medidas que, como puedes apreciar por las imágenes, son de 105 x 155 mm. Ya sabéis que desde hace tiempo este tamaño se ha convertido en mi formato habitual y más manejable, por la comodidad que ofrece su transporte y el permitir escribir en cualquier lado, suponiendo un punto medio entre los cuadernos de notas más pequeños (del número 16), y los habituales de tamaño folio. Así, uno tiene mucho espacio para escribir, con un tamaño que continúa siendo muy compacto. El único inconveniente es que no todas las papelerías los tienen, pero buscando un poco seguro que los encuentras porque se fabrican a nivel nacional. Además, con una gama de colores para las tapas muy variada, entre la que se encuentra un bonito amarillo claro, verde-lima, o un naranja que elegí porque me recuerda a uno de mis cuadernos de niño.










| Redacción: Duraderos.com / Duraderos.blogspot.com

3 comentarios :

  1. aparte, esta la ventaja de poder arrancar las hojas, por que a veces es muy necesario, y un logbook no ofrece eso

    ResponderEliminar
  2. Buena observación. Aunque yo siempre intento evitarlo

    ResponderEliminar
  3. todo tiene su uso. En lo personal, siempre traigo un cuaderno de espiral en el carro para cuando tengo que tomar muchas notas que acabaré pasando en limpio a la computadora. Al acabar de tomar las notas, desprendo las hojas, las llevo al escritorio, y el cuaderno queda mas ligero.

    ResponderEliminar

Entradas populares