Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

3.3.17

El Centro de Atención al Cliente de Movistar, de pago


No se si lo que hacen es legal, supongo que lo que intentan es sacar dinero de donde sea, y puesto que llamar al CRC (Centro de Relación con el Cliente) o al SAT (Servicio de Atención Técnica) de un operador de telefonía es una de las cosas que casi seguro tendremos que hacer en alguna ocasión, qué mejor que ponerlo pagando. Eso debieron pensar en Movistar, y me sorprendió bastante dos cosas: la primera es que, llamando a su "antiguo" CRC (el 609), ahora lo han llenado de IVRs (voces pregrababadas). Te enfrentas a respuestas "enlatadas" para todo, de hecho creo recordar que tienen hasta cuatro filtros para llamar (antes tenían solo uno), es decir: llamas, un IVR te deriva a otro, a otro, y así hasta cuatro grados. Al final, si lo que quieres (o lo que necesitas) es hablar con un agente (un "comercial"), te indican que llames a un número de tarificación especial: el 224430.

Éste número no es gratis. A día de hoy tiene un precio de establecimiento de llamada de 20 céntimos, y de 6 céntimos/minuto, es poco, pero haced una simple suposición mental con las miles de llamadas que reciben al día, y os daréis cuenta del enorme beneficio que obtiene Movistar con ese cambio. Supongo que, si nadie dice nada ni se lo impide, las demás operadoras seguirán sus mismos pasos.




Por desgracia, no se queda todo ahí. Cuando llamas al 224430, tienes que enfrentarte a un IVR más, todo con el fin -claro- de que vayas consumiendo más y más minutos. De entrada, te dirán que "todos los agentes están ocupados", y ya te advierten que "la espera durará alrededor de un minuto", claro, para que ya consumas no solo el establecimiento de llamada, sino el primer minuto.

Según tu consulta, el comercial podrá agilizar más o menos tu trámite, pero probablemente tengas que permanecer a la espera varios minutos más. Y eso no es todo, lo lamentable, lo demencial, lo que clama al cielo, es que en tu llamada aprovechen y te suelten "otro minutejo más" en publicidad, informándote de nuevas campañas, de ofertas, o de cualquier tontería parecida. Y digo que esto es lamentable, porque encima que no te interesa para nada esa parte, ¡es publicidad que estás pagando tú con tu llamada!


Yo, como ya se bastante bien cómo funcionan las operadoras de telefonía móvil (fui front-end de una de ellas), y que son todas, absolutamente todas, unas estafadoras -así de claro-, desde hace tiempo estoy en prepago para irme cuando me apetezca. No soy el único, y conozco gente que ya está dando ese paso de liberarse. El problema es que claro, quien use smartphones y esté todo el día enganchado con su maldito aparatito con el Whatsapp, el Snapchat o diabólicos inventos parecidos -pensados y diseñados para esclavizarte y robarte el dinero, no para otra cosa-, le va a ser muy difícil deshacerse de esos operadores, porque los necesita (o, más bien, es un toxicómano y los operadores son sus traficantes y sus camellos). De manera que quien quiera seguir alimentando a esa industria y a ese tipo de compañías, allá él. Luego que no llene los foros de quejas y berrinches, porque se lo tendrá merecido.

| Redacción: Duraderos.com / Duraderos.blogspot.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Entradas populares