Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

24.3.17

Moo lanza un notebook y te pide por él un lingote de oro


Estos días en Moo están lanzando sus nuevos Notebooks, unos cuadernos que quieren expresar creatividad, personalidad y funcionalidad. Para ello, la casa líder en tarjetas personales online (así es como empezaron a hacer dinero, aunque no lo parezca) ha intentado desplegar todo su saber hacer, con detalles que convierten a sus notebooks en algo diferenciador respecto al resto: papel de origen sueco, que no amarillea (Munkell Kristall), con líneas, así como 16 páginas centrales a color en papel de marca G. F. Smith, totalmente lisas, con el propósito de que las otras páginas puedan utilizarse para escribir y, las centrales, para dibujar. Tal como en la competencia, la tapa es dura, texturizada, con una página superior de gran grosor con el fin de que proteja al resto de hojas y eviten que se arruguen.

Pero los detalles van más allá: incluyen funda protectora, tarjetero en la antecubierta delantera, cinta marcapáginas, y cada página posee un pequeño círculo en sus esquinas para que podamos poner números, dibujos, "Vs" de "check", etc.




Pero lo mejor de todo es que el lomo tiene un diseño plano, es decir: el cuaderno se abre totalmente y permite escribir desde la parte pegada al lomo, sin interrupciones ni molestias.

Pero no todo son bondades. Todas esas ventajas tienen un precio, ¡y vaya si lo tienen! Cada cuaderno cuesta la friolera de casi ¡20 €! Es cierto que sus páginas son bastantes (160 páginas, sin contar las lisas del centro), pero aún así es un precio que casi quintuplica al de los cuadernos de diseño de marca blanca, y sin ir más lejos, el de MiquelRius, también de 160 hojas, cuesta unos 6 €.


Es evidente que en Moo se han "subido a la parra" con su cuaderno, no está muy claro qué quieren ofrecer con él, si exclusividad (Moo no es una marca exclusiva, ni elitista, de manera que se hace raro que sea eso), diferenciación, o simplemente, que será lo más probable, ganar dinero.

Por cierto, el cuaderno mide 130 x 207 mm., no es un logbook, sino un cuaderno convencional. Francamente, creo que por mucho menos dinero hay cuadernos muchísimo mejores y muchísimo más baratos, y sin necesidad de irse a Suecia por el papel: hechos en España.

| Redacción: Duraderos.com / Duraderos.blogspot.com

2 comentarios :

  1. lo que quieren es llenar el mercado hipsteroso de los cuadernos. Se ha "puesto de moda" escribir en un logbook, por la ilusión de profundidad personal que tanto le gusta a los hipsters

    ResponderEliminar
  2. 20€ lo encuentro descabellado. 10€, podría justificarse dada su calidad, pero hablamos del doble. Tomo la palabra del último párrafo. No hace falta irse lejos, teniendo cosas tan buenas como las de MR.

    ResponderEliminar

Entradas populares