Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

22.4.17

Bolígrafo Pelikan Beat Pen: el útil perfecto para escribir cada día


Pelikan es una de mis marcas favoritas, tienen cosas realmente fantásticas aunque su principal problema es que, por desgracia, no es fácil de encontrar en tiendas físicas.

De esta marca guardo muy gratos recuerdos porque usaba sus cintas para la máquina de escribir. Mientras que las originales eran muy caras, Pelikan las ofrecía en packs a un precio muy competitivo. Y alguien que, como yo, estaba escribiendo todo el día a máquina y devoraba cintas como un depredador, el poder hacerme con esos recambios a precios asequibles era vital.




Lo mismo luego para las estilográficas, adquiriendo cajitas de cartuchos de recambio, y aún después para lápices de pintura. Mientras en Faber-Castell la caja de lápices costaba alrededor de diez euros, casi con la misma calidad y unos estupendos colores la tenías en Pelikan por menos de seis.

Otra de las cosas que me encantan de Pelikan, y que la hacen radicalmente diferente al resto de fabricantes de material de escritura (sí, a todo el resto), es que puedes "hablar con ellos". Son de los pocos (junto a MiquelRius, todo hay que decirlo), que amablemente te contestan, intentan solucionar tus dudas y tienen un servicio al cliente amable y muy amigable. El resto de marcas (Inoxcrom e IXC,la misma Faber-Castell, Stabilo, Parker..., con todas he tratado), pasan del cliente como de la basura (por no decir otra cosa y para ser francos), te ignoran totalmente y solo les preocupas para venderte, venderte y colarte sus productos.


Por todas esas cosas me encanta usar los productos de Pelikan, y en mi búsqueda de un bolígrafo con zona de agarre almohadillada para poder usar a todas horas, y tras investigar en muchos otros fabricantes (ya os conté parte aquí, entre ellos Pilot, IXC, Paper Mate...), no encontré ninguno que cumpliera mis exigencias.

Estas exigencias no eran muchas, la verdad, pero quien tenía un recambio no intercambiable tenía un peso excesivo, y quien no una zona de agarre incómoda. Acabé harto de patear papelerías y librerías de mi ciudad sin dar con un bolígrafo "decente", la mayoría de ellas el único modelo con zona almohadillada y recambio que tenían eran esos horribles Pilot Super Grip.


Sin embargo, de nuevo, ahí apareció Pelikan con este fantástico Beat Pen. Se trata de un bolígrafo muy ligero (apenas 8 gramos), con una zona almohadillada de resina que incluye zonas perfiladas de agarre y "masaje" de los dedos. Una de sus características principales es la punta del mismo bolígrafo, que en lugar de ser afilada, es redondeada, dándole una estética muy diferenciadora y particular. El clip de enganche es firme y robusto, y el pulsador es transparente y brillante, si le da la luz luce francamente bien, la verdad.

Pero lo mejor no es solo eso. Sus recambios son los estándares, que puedes encontrar en cualquier parte, y su mecanismo no tiene ese molesto "extensor" que otras marcas tienen (como los de Milan), sino que aprovecha el largo del recambio sin añadidos superfluos. Una particularidad que seguramente agradezcáis muchos, y que llega a molestar en ese tipo de recambios, es que son muy proclives a "bailar" mientras escribes, haciendo notar ese molesto "pick, pick" al chocar la punta metálica del recambio contra las paredes del bolígrafo. Aunque éste sufre a veces de ese defecto, la punta redondeada lo palia notablamente, y se ajusta muy bien al mismo recambio, lo que denota un genial diseño por parte de Pelikan.

El Pelikan Beat Pen se puede encontrar en multitud de colores, a cual más bonito (éste que os pongo no es precisamente el más seductor, puesto que hay blancos, rojos y naranjas preciosos). Si tienes la oportunidad de hacerte con uno, te recomiendo que no lo dejes escapar porque, además, su precio es francamente competitivo.













| Redacción: Duraderos.com / Duraderos.blogspot.com

2 comentarios :

  1. Pelikan nunca defrauda, tiene una Relación calidad/precio inigualable.

    No he probado el Pelikan Beat Pen, lo tendré en cuenta como bolígrafo de batalla, tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  2. También es una marca que me gusta mucho. Qué recuerdos lo de la máquina de escribir que comentas al principio del artículo...

    ResponderEliminar