Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

5.7.17

Prueba: Nixon BASE SS, duro como una roca


Si hablamos de durabilidad y robustez, en los relojes digitales no hay mucho dónde elegir. Por raro que parezca, todos o casi todos los fabricantes tienen desde hace años un "pacto de facto" por el cual y bajo ninguna circunstancia no deben producir digitales de caja de metal macizo. No, a menos que no sean muy elitistas.

Así, estamos viviendo una época curiosa: mientras los analógicos, incluso de las gamas más bajas, tienen cajas de metal (de acero al menos), los digitales desde los años ochenta (aunque con ciertos "lapsus" en los noventa) que llevan sin ser montados en este tipo de cajas.




Nixon es de las pocas marcas que se ha atrevido a saltarse lo convencional, y por poco más de cien euros nos permíte poder disponer de un digital "como los de antes", de los de verdad. Se trata de su modelo BASE SS, que con nada menos que con cinco versiones (dorado, cobrizo, plateado, metal envejecido o negro) nos ofrece un digital de una construcción impresionante. Baste solo señalar su grueso cristal mineral, o sus asas abiertas de pasadores atornillados, para darnos cuenta de que es realmente una estupenda realización.

Poco o nada se puede decir en contra de este reloj, al menos en materia de construcción, destacando además que, como podéis ver en las imágenes, todo entero (incluyendo láminas interiores y hojas de cierre) posee el recubrimiento PVD del exterior, al contrario que en otras marcas (como Casio) las cuales suelen recubrir de PVD solo la parte que se ve, dejando la interior al descubierto.


Si queremos hilar fino es cierto que podríamos sacarle algunos "peros", como el cierre, que no lleva esos agujeros de anclaje para permitir al armis ajustarse unos milímetros más o menos. Pero por otra parte los eslabones del armis son tan delgados (no finos, sino estrechos) que permiten un ajuste muy certero en todo tipo de muñecas, sin necesidad de recurrir a mínimos ajustes posteriores, como ocurre con otros armis.

Tal vez el aspecto que Nixon debería haber mejorado en el BASE SS es su módulo, no es que no sea un buen módulo, de hecho es un módulo magnífico, pero se hubiera agradecido la incorporación de al menos una alarma, o la posibilidad de ponerle el nombre del día de la semana (o por lo menos dar la opción de qué queremos mostrar, nombre del mes o nombre del día). Sin embargo esas carencias se compensan bastante bien con un display grande, de fácil lectura, y con la función de personalización del sonido de pulsadores, que podemos activársela o desactivársela a voluntad desde un acceso directo, con la sola pulsación del botón inferior derecho.

Por cierto, que aunque no posea alarma, sí tiene señal horaria, y además ofrece cronógrafo de amplio rango, y temporizador, con algunos ajustes pre-programados.


El Nixon BASE SS se alimenta de una pila CR2016, que si bien es una buena elección, es una lástima que los de Nixon no hayan optado por la CR2025, ya que espacio en el módulo (gracias a las dimensiones generosas de su caja) tenían más que suficiente. No obstante la CR2016 también es una pila bastante decente, y se puede encontrar fácilmente en casi todas partes.

En resumen, y como podéis comprobar por la robustez que muestra y queda patente en las fotos, estamos ante un reloj imponente, de un diseño old-school precioso y con una presencia bestial, y aunque no lo creamos, muy ligero (para ser de caja de acero macizo): solo 113 gramos de peso, aproximadamente, gracias al uso de un armis de láminas dobladas. Un armis que, por cierto, si bien no es tan portentoso como la caja, cumple y está a la altura. Y ello por solo120 € (precio oficial), que con alguna oferta puntual de tiendas nos puede quedar en poco más de 100 €. Sin duda toda una oportunidad para que disfrutemos de un digital "de los auténticos", y una gran realización por parte de Nixon.





| Redacción: Duraderos.blogspot.com

1 comentario :

  1. Estoy plenamente de acuerdo en que por lo que se ve, la calidad de construcción es asombrosa para ese precio.

    El módulo, no lo he probado, y no se si será pobre o no, pero el China Movement de la trasera me da que pensar. Quiere decir, que el módulo es un diseño chino, no solamente que sea Made in China, que lo son la mayoría.

    Y creo que si buscas un reloj duradero, el exterior es muy importante, y este Nixon Base lo cumple. Pero si luego se daña el módulo, te da igual que el cristal mineral o la caja sigan en perfecto estado. Ya no puedes usar el reloj.

    ResponderEliminar

Entradas populares