Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

CCNI Radio

23.8.17

Las ventajas de la recarga por doble vía


¿Cuántos de nosotros hemos tenido que desprendernos de nuestro smartphone o de nuestro móvil, simplemente porque el jack de conexión al cargador se había estropeado? Seguro que os ocurrió en alguna ocasión, la desesperante tarea de tener que andar "torciendo y retorciendo" el cable de alimentación, porque la conexión física del mismo se había empezado a deteriorar tras continuas recargas.

La llegada de los mini-puertos de recarga tipo USB no ha arreglado esa situación, de hecho ni la ha mejorado.




Hace unos días me puse a recargar un móvil Nokia, y me llevé una desagradable sorpresa cuando vi que, sin razón aparente, un mensaje me informaba que el cargador no era compatible. Una cosa muy rara, puesto que siempre había usado ese cargador sin problemas y, además, es un cargador original de la misma Nokia. Decidí probar otros cargadores de Nokia, y con ninguno funcionaba.

Entonces pensé que tal vez pudiera cargarse por el puerto USB, pero tampoco.

Y es que no sé si lo sabéis pero, hace un tiempo, muchos de los móviles de Nokia tenían una fantástica característica: podían recargarse por dos vías. Podías recargar tu móvil o smartphone utilizando el jack de recarga convencional, con el cargador original de la marca, o utilizar el mini-puerto USB como puerto de carga. De esta manera, uno podía enchufarlo a otro cargador con el estándar USB (que es el sistema de recarga que eligieron las marcas para evitar basura tecnológica en Europa y homogeneizar cargadores), y podía recargar su teléfono sin problemas, sacándonos de más de un apuro. Por ejemplo, se podía usar el de un notebook, un cargador de tablet, o de cámara fotográfica o mp3, y con él recargar también el móvil.


Era una ventaja añadida que incorporaban muchos de aquellos Nokia que, por desgracia, cuando pasó a manos de Microsoft dejó de hacerse.

La posibilidad de usar diferentes medios de recarga no solo hace que el móvil pueda seguir usándose más tiempo, sino que lo hace más polivalente y duradero. Hoy en día aquella filosofía de esos antiguos móviles, por desgracia, ha desaparecido totalmente, y no hay fabricante que te ofrezca alternativas de recarga para casos de apuro o si te encuentras con el puerto habitual (o cargador) averiado. Confiemos en que la nueva Nokia vuelva a rescatar algunas de aquellas geniales ideas que antes nos ofrecía en sus dispositivos.



| Redacción: Duraderos.blogspot.com

Último reportaje

¡Nos hemos movido!