Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

28.8.17

Prueba: day pack Tokio de Perona


Hablar de Perona es hablar de una de las marcas más miticas de España en mochilas, plumiers, carteras y todo tipo de material de transporte personal. Por historia, conocimiento y experiencia, sus mochilas y equipamiento diverso para el estudiante y el profesional están llenas de buenas cualidades.

Poco se puede decir de su amplia colección de mochilas para escolar que no se haya dicho ya: a su amplísima variedad se une un estilo y una calidad incuestionable, junto con un precio enormemente competitivo. Con capacidades de 6, 16, 20 litros e incluso más, encontraremos mochilas muy aptas para enfrentarse con el maltrato diario y el constante trasiego que van a sufrir durante el curso, y tanto para uso infantil como juvenil.




Muchos son los que aún recuerdan con cariño la marca Perona, que les acompañaría incansablemente durante sus años escolares. Al igual que los yankees tienen sus Eastpak, o los suecos sus Fjällräven, para nosotros la marca Perona es "nuestra marca" de toda la vida, confiable, fiel, y con productos robustos y confortables.

Sin embargo hoy quiero ir un poco más allá y presentaros una variante de mochila que se posiciona entre las mejores de su clase, y cuando hablo de "su clase" me refiero a mochilas para los profesionales, estudiantes y público que pide "algo más" que una clásica mochila. Perona tiene varios modelos de este estilo: la Travel, la impresionante Hyde Park o la seductora Elegance. Junto a ellas se encuentra esta fantástica Tokio, una mochila ultramoderna de estilo táctico-tecnológico, que hará las delicias del hacker más exigente que se precie.


Perona la denomina, acertadamente, con el apelativo de "DP" ("Day Pack"), y nada mejor para definirla que esa etiqueta: una mochila en donde puedes incluir tu "pack diario" en una envoltura cómoda y fiable, elegante, y muy bien estructurada y ordenada.

Estas mochilas están pensadas -pero no exclusivamente, puesto que son muy polivalentes- para que llevemos equipo informático con nosotros: tablet, notebook o un ordenador compacto. Este equipo se puede disponer en la parte trasera, en un departamento específico que incluye un robusto y fiable cierre por sistema velcro (ya sabéis que en las mochilas los elementos más pesados han de ir lo más cerca posible que se pueda de la espalda).


En realidad, si hay algo que muestre claramente la polivalencia y utilidad de una mochila es la cantidad de compartimentos que ofrezca, y en el DP Perona Tokio son numerosos. En el interior del espacio central o principal, el cuerpo de la propia mochila, encontramos, además del mencionado compartimento, otros dos más. Uno de ellos nos permite llevar ordenada documentación y, al estar situado cerca de la zona trasera, más plana, reduce el riesgo de que los mencionados documentos se arruguen. Tras el principal, encontramos otro dispuesto hacia la parte delantera. Se trata de un compartimento con redecilla que posee además cierre con cremallera. Éste es muy útil para colocar objetos que no queramos perder entre el resto de las cosas que carguemos, o que queramos encontrar rápidamente. Por ejemplo, podemos llevar ahí documentación personal, o algún "tupper" con alimento, bocadillo, o en su caso, el mismo cargador y cables del portátil. Cómo no, también es muy útil para llevar las baterías auxiliares o accesorios del equipo que llevemos, como por ejemplo de cámaras fotográficas.

El compartimento exterior está muy bien pensado. Es muy profundo, y la cremallera va protegida por un pliegue superior, que la oculta. Esto no solo evita que penetre agua sino que, además, dificulta el acceso de manos ajenas.


En los tirantes o asas encontramos un compartimento más, de tejido muy flexible con goma en la parte superior. Yo lo utilizo para llevar el móvil, pero también es muy práctico si quieres ir escuchando música, para poner un MP3, o un aparato receptor de radio. También, por supuesto, puedes poner en él una memoria USB si quieres tenerla siempre a mano, o un bolígrafo. No hay que preocuparse de que caiga al suelo, ya que al ser de tejido flexible sujeta lo que pongamos en él muy bien y, además, una vez tengamos la mochila colocada en la espalda, este compartimento quedará en posición vertical, con la apertura para acceder al mismo estratégicamente colocada a disposición de nuestra mano con un único movimiento.

Puede que creas que ya se han terminado todos los compartimentos del Day Pack de Perona, pero no, aún nos queda un último compartimento: estratégicamente situado en un lateral, y con cremallera de cierre, encontramos en la parte izquierda un pequeño compartimento exterior. Semi-oculto por nuestros brazos, podemos acceder a él incluso sin tener que quitarnos la mochila. Es muy útil para guardar alguna cosa que queramos tener muy a mano: el móvil o smartphone por si estamos esperando una llamada importante (de esta manera, entre el ruido de la ciudad y el tráfico lo oiremos mejor, porque está más cerca de nuestro oído), notas, un plano o un mapa, una pequeña libreta de apuntes, un logbook... Cualquier elemento que queramos retirar o consultar de inmediato. La verdad es que es una gran ventaja un compartimento así, que no suele ser habitual ver en otras mochilas.


Respecto a su construcción, la Day Pack Tokio de Perona está hecha íntegramente en nylon, un material ligero, duradero y resistente que nos asegura una gran durabilidad y confort. Un confort que se debe, principalmente, a dos cosas: el diseño, y las zonas acolchadas. Comenzando por estas últimas, encontramos partes acolchadas en puntos muy concretos, que la experiencia y saber hacer de Perona han situado en las zonas más imprescindibles. Así, dos grandes bandas en la espalda, con rejillas de aireación, ofrecen no solo una comodidad extra al servir de elemento amortiguador para las largas jornadas en las que tengamos que cargar con la mochila, sino que también reducen la sensación "de ardor" cuando, como por desgracia ocurre con otras mochilas, las tenemos que usar bajo el calor. También favorecen la aireación, reduciendo por tanto el molesto sudor que se suele acumular en la espalda. Ese sistema de aireación-amortiguación lo ofrecen también las asas, y el asa superior de sujección. Aunque es bien cierto que se agradece, veo innecesario el que se hubiera colocado ese almohadillado en el asa central superior, personalmente hubiese preferido un asa sin red, pero supongo que para quien haga un uso habitual e intensivo de la mochila llevándola en la mano, y agarrándola por tanto por ese asa, lo agradecerá. Un asa que, hay que destacar, tiene un bonito acabado en su parte superior, imitación cuero. No se lo que durará esa bonita pieza, pero es de agradecer que Perona se la haya colocado porque la verdad le queda muy elegante y se amolda muy bien al estilo de la mochila.

Toda, absolutamente toda la superficie de la Day Pack Tokio de Perona está forrada (incluyendo el bolso exterior), con lo cual no solo se protege mejor lo que transportemos en su interior, sino que además se corren menos riesgos de que nos produzca molestias por rozamientos, o que las diversas durezas nos dañen.


Respecto al diseño, encontramos unas asas ergonómicas a la espalda. Ya hemos dicho en otras ocasiones que hoy en día los fabricantes deberían ofrecer solamente ese tipo de asas (al menos, en mochilas a partir de los diez litros), y tengo que reconocer que es una satisfacción el ver que en Perona lo han hecho. Gracias a ese diseño la mochila es cómoda, pero aún hay más: la distancia superior de las asas es justa para que se amolde a la zona superior de la espalda, a la altura de la zona muscular de los trapecios, pero la salida de las asas es recta. Esto favorece que los brazos "se separen" naturalmente de las axilas. He probado otras mochilas con las asas ergonómicas, pero tenían el enorme defecto de llevar la curvatura hasta la zona superior, haciendo que las asas se ciñeran tanto que uno acababa con las axilas (y las mismas asas) empapadas de sudor. Gracias a esta separación, en este Day Pack de Perona las axilas se airean mejor, logrando así un bastante acertado equilibrio entre ajuste ergonómico y aireación.

Para terminar con las asas, éstas se complementan con un clásico sistema de ajuste por fricción, con un resorte de plástico que da sensación de ser muy robusto. El problema que suele haber cuando unimos elementos tan antagónicos entre sí (asas con curvatura ergonómica, hebilla firme y con robustez, y cintas finales deslizantes) es que el cierre golpea con el cuerpo y no solo molesta, sino que puede llegar a dañarnos en las costillas. En Perona lo han solucionado magníficamente: han extendido la zona acolchada hasta conseguir que un extremo de la misma, que ha sido previamente modificada en forma curva, se disponga bajo el elemento plástico de fricción. De esta manera, el acolchado se mantiene sobre nuestro cuerpo, poniéndonos a salvo de cualquier accidental molestia que la hebilla pudiera causarnos. Gracias también a ese diseño, el cuerpo principal no tiende fácilmente a "caerse", paliando el desagradable efecto "de saco" que otras mochilas tienen cuando van cargadas.


También en Perona han resuelto muy bien otra de las molestias de las mochilas: que con los movimientos vayan "arrugando" y elevando la ropa que llevemos, en la zona lumbar. Este efecto se hace muy evidente cuando vamos con camiseta o ropa ligera. En esta Day Pack de Perona el acolchado, y una zona baja plana y que termina en curva, reducen notablemente ese inconveniente, y de hecho en todo el tiempo que la llevo usando no se nota apenas.

Un bonito detalle que han incluido en Perona es una etiqueta lateral plástica de identificación para la mochila, que va anclada al cuerpo de la propia mochila, en un lugar bastante visible y fácil de localizar. Esta pieza nos viene al adquirirla con el código de barras pegado, el cual se puede retirar fácilmente, dejando un sitio donde podemos colocar nuestro nombre, el logo de nuestra empresa, o cualquier elemento de identificación o corporativo. También podemos colocar en ella un adhesivo o calca de una temática que nos agrade, pudiendo de esta forma personalizar la mochila de una manera rápida y fácil, y sin necesidad de variar -ni dañar- el resto de su diseño exterior. El soporte para esta etiqueta de identificación es ligero, no molesta, y está hecho de plástico resistente y flexible.


Finalmente es obligado mencionar las cremalleras, porque suele ser la piedra de toque de la mayoría de mochilas. Las cremalleras en este Day Pack de Perona tienen un notorio y pesado elemento de agarre, que no solo hace mas agradable que se operen las cremalleras, sino que nos ayuda a localizar casi al primer movimiento, aún con la mochila puesta, dónde se encuentra la cerradura del bolso exterior de la espalda. De esta manera, podemos saber solo con tocarla si nos han abierto el bolso.

En la zona central, que da acceso al compartimento principal, encontramos cremallera con doble cuerpo (con doble tirador, obviamente) que nos permite abrir y cerrar la cremallera desde casi cualquier posición y hacia cualquiera de los dos lados. Todas las cremalleras tienen un sonido suave, y se deslizan fácilmente. He de señalar que la cremallera principal no tiene pliegue, algo que cada vez es más típico, aunque sí lo tiene el bolso exterior.


El Day Pack Perona Tokio ofrece una capacidad de 16 litros, y gracias a su forma rectangular (y no triangular, como otros) están muy bien aprovechados. De hecho puedes cargar sin problema no solo tu notebook, libros, cuadernos, documentación y accesorios, sino que aún tendrás espacio para algo de ropa y hasta para un paraguas plegable (¡incluso de los medianos!).

Estamos, por tanto, ante una espectacular realización de Perona, con un diseño que no es nada estridente ni rocambolesco, sino todo lo contrario: sobrio y discreto. Y eso no es lo mejor, porque su precio es, además, enormemente competitivo. Por todo ello, sin olvidar además que tiene el sello de Perona, merece la pena decantarnos por una mochila en la cual podemos confiar y, además, sentirnos a gusto. Sus propiedades, virtudes y elegancia harán sin duda que pronto se convierta en parte imprescindible de nuestro equipo diario, en nuestro mejor apoyo cuando queramos transportar de manera eficiente y agradable todo lo que necesitamos llevar con nosotros para el estudio, el trabajo o la oficina. O para cualquier desafío diario que tengamos que emprender.






| Redacción: Duraderos.blogspot.com | Más detalles de mochilas Perona: Web del fabricante