Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

Comparativa: filtros ADSL de Telefónica-Movistar


Dado que he podido reunir los primeros filtros para línea ADSL con wi-fi (los que ofrecían en Telefónica a mediados de la década pasada, cuando empezaron a distribuir wifi) con los últimos que, ya bajo la denominación Movistar, la firma española ofrece en su "home station ADSL", he decidido hacer una pequeña comparativa viendo lo mucho que ha cambiado este servicio en los últimos diez años.

Lo primero que llama la atención es que su kit ADSL actual con wifi es un poco "para tontos". Mientras el primero te permitían configurar todos los parámetros (incluso tenías que poner las DNS manualmente), en el último llega precargado de fábrica. Es más, hace unos años la configuración se realizaba a través del portal Alejandra, dándoles más control a Movistar. En los últimos años (al menos en algunos routers) ya se puede de la forma más lógica, o sea: la de toda la vida, accediendo a la configuración del módem-router ADSL de Movistar desde el navegador (192.168.1.1) y con la clave y usuario por defecto (1234 en ambos caso). En algunos casos (como en los Telecom BHS-RTA) puede ser necesario reiniciar el router a los parámetros por defecto antes de hacerlo (mantener pulsado durante unos diez segundos el agujerito de "reset" de la parte posterior del módem-router, con un objeto punzando -la punta de un bolígrafo-).




Desde mis años de estudiante mis profesores me enseñaron que, todo lo que pudiera ser "configurable" en informática, eligiera esa opción. Desde las instalaciones hasta la configuración de puertos nos pedían siempre que no fuésemos por el camino "fácil". Es cierto que de esa forma corremos mas riesgo de "meter la pata", pero también es la mejor manera de aprender.

En el caso de los filtros, que acompañaban (y acompañan) al kit de Telefónica, vemos un cambio también en ese sentido. Mientras que los primeros nos ofrecían mucha información técnica, los últimos lo que nos traen es el modelo, y poco más. Tanto las leyendas que nos informan del lado que va al teléfono, como el que va hacia la línea, están en español, mientras que los primeros venían en inglés ("line" y "phone").


Como bien sabéis, los filtros se utilizan para limpiar del "ruido" las llamadas de voz, cuando se usa una misma línea para el modem y el teléfono convencional, permitiendo de esta forma poder utilizar ambos.

Aunque en ambos casos están fabricados en China (el envoltorio lo especifica bien claro), el antiguo estaba hecho expresamente por Excelsus (Excelsus Technologies Inc., una empresa de tecnología de Estados Unidos) para Telefónica, en concreto era el modelo Z-230PJ con la tecnología patentada Z-BLOCKER, con componentes de primer nivel, firmados por Hitachi. Es cierto que un filtro no tiene mucho misterio, pero que tenga todos esos argumentos y firmas nos indica claramente su calidad, haciendo ver que Telefónica se había preocupado por elegir a los mejores proveedores del momento. Prueba de ello es que nos da indicaciones de la normativa que cumple, y de la equivalencia de tono (0.2B).


En el nuevo, firmado por "la nueva" Movistar, no aparece nada de eso. El filtro es un simple modelo de marca blanca, que no indica nada más que cumple la normativa CE para Europa, y punto. Lo demás si uno quiere enterarse "que se vaya a China a preguntar".

Detalle a destacar es también lo largo del cable en el filtro antiguo, que le da menos tensión al unificador (la combinación de dos líneas, microfiltro con doble salida) que es, por cierto, muy delicado, de manera que cuanto menos se le someta a esfuerzos extra, mejor.


Pero lo interesante llega cuando lo abrimos. Mientras el nuevo, para hacerlo, hay que romperlo (ambas mitades van ensambladas), el antiguo podemos abrirlo y reutilizarlo tras repararlo, ya que posee pestañas de cierre.

Internamente la placa del antiguo se puede retirar fácilmente, el conector para el RJ11 de salida es una pieza independiente. El nuevo no, es difícil hacerlo sin romperlo totalmente, porque el conector forma una pieza muy unida a la carcasa.


Los dos filtros como tal van aislados con piezas robustas, en el nuevo se recurre a una goma pastosa y pegajosa que, con el tiempo, se irá envejeciendo y probablemente afectará a la calidad de la línea. Esta goma es necesaria porque las paredes están muy juntas, mientras que en el antiguo el espacio interior es mayor y, por lo tanto, el aislamiento también.

Si nos fijamos en los detalles del circuito, vemos que el de Movistar está hecho por Telmax, y un detalle llama la atención: la zona de la salida se identifica como "linha" (en portugués). Esta es una pista importante, porque Telmax es una compañía brasileña (con sede en Sao Paulo) con apenas 13 años de existencia, es decir: cuando Excelsus comercializaba sus filtros para Telefónica, éstos de Telmax apenas habían aparecido. Es obvio que en Movistar han querido aprovechar sus sinergias con Claro, puesto que la compañía de telecomunicaciones del multimillonario Carlos Slim hace tiempo que trabaja con los productos de Telmax.


La construcción del antiguo de Telefónica, sin embargo, es más simple, de hecho pareciera que hay muchos más de esos diez años de separación entre sí, por detalles como los puntos de soldadura, más gruesos y voluminosos en el de Telefónica, y más pequeños y ordenados en el de Movistar. No solo eso, el circuito impreso es más parco y con líneas mas gruesas en el de Telefónica.

En el antiguo podemos leer en la placa el logo y el nombre de Shen Zhen, que es el proveedor de los circuitos para Excelsus (Shenzhen es la región en China considerada el Sillicon Valley de Asia, con una gran presencia de compañías tecnológicas), y en él todos los circuitos están perfectamente identificados (linea de teléfono, cable rojo y verde...), algo que es difícil de seguir en el de Movistar, pues solo se lee a la entrada, y no en el circuito. Las bobinas del de Movistar están más aisladas, al venir en dos pequeñas cápsulas, esto está bien, pero no nos permiten ver su estado si decidimos inspeccionar el filtro y, para hacerlo, hay que romperlas.

Obviamente, tanto por precio como por horas de trabajo, estos filtros no son reparables -porque no merece la pena la reparación-, pero si estuvieras en una estación aislado en el Polo Norte, y tu conexión a internet requiriese un filtro de éstos, ¿cual preferirías tener? ¿El de la "nueva" Movistar, o el de la "antigua" Telefónica? Creo que la respuesta salta a la vista.









| Redacción: Duraderos.blogspot.com

Último reportaje

El teletipo: Apli Paper se hace con MiquelRius