Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

El "regalo" de Navidad de Movistar


Durante las fechas navideñas es costumbre hacerse regalos. Las familias, los amigos, e incluso entre compañeros de trabajo, se hacen regalos deseándose mutuamente que el nuevo año llegue con fortuna y con grandes beneficios.

Pero no es así entre las multinacionales como Movistar, siempre tratando de aprovechar la menor oportunidad para ver cómo pueden "colar" sus abultadísimas tarifas en la ocasión que tengamos la guardia más baja. Y tanto es así que en Telefónica aprovechan estas fechas para darte un "regalito", pero éste de otro tipo, que no es más que incrementos en sus tarifas.




En este caso, ademas, subidas brutales: suben casi un cincuenta por ciento el establecimiento de sus llamadas (a los 30 céntimos, ni más ni menos), mientras que los SMS los cobrarán ahora a unos increíbles y abusivos 25 céntimos (casi tanto como un sello de una carta nacional, es decir: por 140 palabras te cobran lo mismo que una carta -casi la mitad de céntimo por letra, ni que enviaras SMS a un planeta de otra galaxia...-). Eso no es todo, porque por sus míseros 400 MB para navegar por Internet (si se puede hablar de "navegar" a su desastrosa conexión), que tal como está internet hoy, sobrecargada de datos y estupideces, apenas te da para visitar cuatro páginas, ahora habrá que desembolsar unos desorbitados 4 euros, nada menos.

En fin, que con todo esto, si aún no has dejado a esta gente de Telefónica atrás, es hora de pensarse en un operador en condiciones, y no en uno que su único espíritu navideño sea la codicia y el mirar su propia cartera. Ni Dickens podría haberse imaginado un ente tan avaricioso y malévolo como lo son estos de Movistar.


| Redacción: Duraderos.blogspot.com

Último reportaje

El teletipo: Apli Paper se hace con MiquelRius