Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

Prueba y comparativa: zapatillas de interior Muro y Wamba


Todos sabemos los enormes problemas a los que se enfrentan las compañías textiles en España, y entre ellas se encuentran, por supuesto, la industria del calzado. Desde el "desembarco chino" con productos de pésima calidad pero muy baratos, o con productos de marcas de renombre y muy caros (en donde solo pagas la marca, Puma, Lotto, Nike, y muchas otras, más que la calidad) no pocas firmas españolas se han visto obligadas a echar el cierre.

Pero, por fortuna, algunas capean el temporal y siguen ofreciendo productos de una gran calidad y manteniendo su saber hacer desde hace décadas, con la dedicación y experiencia incluso de generaciones.




Este es el caso que nos ocupa, con dos marcas cien por cien españolas y que fabrican, además, en nuestro país. Bien es cierto que ambas ofrecen un gran producto, pero desde una óptica diferente, y con estas zapatillas que os traemos hoy a CCNI lo veremos más claramente.

Y es que nadie puede sacar beneficios de donde no hay, todo -en este sentido- está ya inventado: o se ahorra en una cosa, para ser competitivo, o en otra.


En el caso de Wamba lo que han hecho es centrarse en la imagen y en la experiencia de compra, ofreciendo unas buenas zapatillas en un packaging muy cuidado. Esto es, han optado por la solución (por desgracia cada vez mas socorrida para enfrentarse a las marcas chinas) de un producto "elitista" o "premium": así lo demuestra el empaquetado, más propio de una zapatilla deportiva de renombre que de unas "bambas de andar por casa" de las de toda la vida. Y eso, claro, redunda luego en el precio: sus zapatillas se van a los 20 euros, impensable no hace tanto para unas zapatillas de este tipo. De hecho ya se pueden encontrar zapatos chinos por ese precio.

En cuanto a Muro (Garrido) han optado por una estrategia distinta (y, bajo mi punto de vista, mejor),que es la de seguir ofreciendo una gran zapatilla, de gran calidad -que compiten sin problemas con las Wamba, y que por supuesto son mucho mejores que las chinas- ahorrando en imagen, en package y en superficialidades. El producto de Muro nos viene, por tanto, en una simple caja con la imprescindible información. Ni diseño estentóreo ni etiquetas de nave espacial: simplemente muestran lo que son, unas zapatillas. Y no hace falta más.


Detengámonos un momento en sus fabricantes, y quizá ahí encontremos la explicación de todo esto. ¿Quienes son la gente de Wamba? Bien, detrás de esta firma se esconde ni más ni menos que el fabricante de calzado Victoria (cuya matriz es en realidad Calzados Nuevo Milenio), una firma riojana (con sede en Calahorra,) cuyos productos son bastante elitistas (para lo que son) y, por supuesto, caros. A su favor nos venden el "Made in Spain"como un plus, y ciertamente lo es, pero Muro nos demuestra que se puede ser perfectamente "Made in Spain" sin necesidad de subir de precio. Wamba es, por tanto, una submarca de calzados Victoria encaminada al segmento "premium" o de la gama media, tirando hacia arriba.

Muro, a su vez, forma parte de Garrido Muro, marca fundada en 1941 por Demetrio Garrido Muro, el cual empezó fabricando zapatillas de lana. Esta firma también cuenta con la marca Niagara. Garrido Muro está radicada también en Calahorra (La Rioja), en el mismo polígono industrial (el de Tejerías Sur), pero obviamente con diferente dirección (Victoria está en calle Los Huertos, y Garrido Muro en la calle Barguilla). Muro no está tan diversificada como Victoria, y están centrados en las zapatillas y mocasines, aunque tienen también algún que otro producto como zapatos. Es una firma relativamente pequeña pero con un fuerte arraigo y que compiten con su "Made in Spain"y sus estupendos precios frente al maremágnum de marcas extranjeras. De hecho, las zapatillas que os traemos aquí, en la misma línea que las Wamba de Victoria, son unos cinco euros mas baratas que éstas. ¿Cómo lo han conseguido, teniendo en cuenta que sus productos cuentan con componentes de gran calidad, como el caucho natural? Obviamente con tesón y esfuerzo, pero también ahorrando en lo que no es importante: en publicidad, en merchandising y en packaging. Así, tenemos unos grandes productos a unos precios enormemente competitivos.


Centrándonos en las zapatillas de esta comparativa, el producto de Muro tienen bonitos detalles que las Wamba de Victoria, a pesar de ser mas caras, no nos ofrecen. Por ejemplo, nos informan de un tallaje (mediano) que en las Wamba no aparecen.

La suela es muy similar en ambos productos, teniendo el detalle las Wamba de estar grabadas con el logotipo de la marca, algo que en Muro se han ahorrado y que se amolda perfectamente a esa filosofía de la que os hablaba antes, de producto que busca lo esencial, sin detenerse en florituras ni en adornos superfluos.

En ambas el soporte de la suela está bien realizado, aunque la lámina de goma pegada sobresale unos milímetros en las Muro. No obstante en ambas va suficientemente pegada.


El forro, por su parte, es parecido en ambos productos, siendo cálido y confortable (esencial en una zapatilla de invierno de este tipo) y rematado con pespuntes de gran calidad. La gamuza interior de las Muro es más compacta, mientras que la de Wamba, imitación a borreguillo, es más suave. Bien es cierto que depende de gustos, sin embargo prefiero que sea compacta porque el interior de Wamba puede desprender pelillos, que es algo que para algunas personas puede resultar molesto.

Ambas ajustan bastante bien y no sabría cual de las dos recoge mejor el pie, quizá las Wamba se amolden excepcionalmente gracias a su parte más elevada en la zona del talón de Aquiles, pero en contrapartida se nota en los movimientos, dando las muro más libertad en ese sentido. No obstante ambas son igualmente cómodas de llevar.


Algo muy immportante y a tener en cuenta es el número. He tenido la suerte de poder probar las dos del mismo número, el 40,y mientras con las Wamba ese número se amolda a la perfección, en las Muro es algo escaso, a lo que se añade que tienen una horma con una zona delantera a la altura del empeine mucho más cerrada, ante lo cual mi consejo es que a la hora de adquirir unas Wamba (o cualquiera de calzados Victoria) adquieras tu número habitual, pero en el caso de Garrido (o Muro) adquieras un número más del que calces habitualmente.

Ambas son de andar muy suave y no deslizan, aunque en movimientos extremos como flexionar o ladear el pie se mantienen más firmes las Wamba, por lo que en general en ese sentido nos sentiremos mas cómodos con ellas. Por otra parte, no se por qué, las Muro tienen tendencia a dejar caer el pie al interior, algo que en las Wamba no he notado. Esto es debido al corte de la suela, que se estrecha en la parte central de manera notoria, y es un pequeño defecto de muy fácil solución que no sé por qué en Garrido (Muro) aún no solucionaron (o puede que sea algo de este modelo en concreto, si tengo oportunidad de probar más calzado de Muro (Garrido) ya os lo contaré).


En el caso de las Wamba de Victoria probamos las bonitas zapatillas rojo burdeos, mientras que las Muro se nos ofrecen en un clásico azul marino (código de modelo 1600). Obviamente el color va en gustos y a mí, a excepción del horrible marrón que suelen tener las zapatillas chinas, me sirve casi cualquier tonalidad.

En resumen, si hay que elegir un vencedor en esta comparativa es sin lugar a dudas Muro, porque por un producto de un buenísimo acabado y con una calidad incuestionable, pueden sin muchos problemas hacerle frente a las bastante más caras zapatillas Wamba de Victoria, tendremos así que pagar mucho menos, logrando ese difícil equilibrio de estar fabricadas en España, con materiales de calidad, y encima ser baratas. Las Victoria es cierto que tienen un packaging muy bonito, con papel vegetal y etiquetas de calidad por todos lados, pero seamos prácticos: no vas a ponerte ni a caminar con la caja de cartón, sino con las zapatillas. Y en ese sentido son más competitivas las Muro.

Dicho esto, cierto que son los dos muy buenos productos, pero Muro sabe interpretar mucho mejor esa esencia de este tipo de calzado de antaño, mezclando el ser competitivo ahorrando donde se tiene que ahorrar, y no dejando de ofrecer unos fantásticos artículos de calzado.





Zapatillas de interior Garrido Muro:



Zapatillas de interior Wamba Victoria:

| Redacción: CCNIRadio

Último reportaje

El teletipo: Apli Paper se hace con MiquelRius