Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

Heimplanet Backdoor: una tienda inflable que se monta sola


La primera vez que vi la Heimplanet Backdoor pensé que los "tubos" exteriores eran armazones, y me llamó muchísimo la atención porque los consideré una protección extra (por si se nos ocurre acampar en zonas de osos o lobos...). Pero no tardé en descubrir que no, en realidad no es un armazón, sino tubos que se pueden inflar (es decir: contienen aire) con los que la tienda casi que se monta sola. Si eres de los que odia montar la tienda, o siempre tiene líos a la hora de hacerlo, y te gusta acampar al aire libre, tal vez esta sea la solución ideal que estés buscando.

La Heimplanet Backdoor tiene espacio para cuatro personas (incluido equipamiento...), y posee sistemas de protección y ventilación para poder utilizarse tanto en invierno, como en verano (con una variante de capa de nylon extra, si se elije la opción de "todo año").




En la entrada dispone de una especie de "vestíbulo", con la idea de que dejemos equipamiento en él, y no desperdigado (y desprotegido) por la tienda, como por ejemplo botas, guantes, bastones y demás.

El espacio que ocupa es de 9 metros cuadrados, con toda la tienda montada, más de 6 metros cuadrados corresponden al interior, es decir, es la parte más útil. La altura es de 154 cm, y en el formato "pack" (o sea, recogida) tiene unas medidas de 51 x 26 x 21 cm. Lo mejor es su ligero peso: sólo 6 kg, a pesar de todo el tamaño de la tienda (y de los "tubos" de aire). Está construida, además, con un tejido sometido a un tratamiento para retardar el fuego (obviamente no es incombustible).


Heimplanet no vende la bomba para inflar, según dicen, prefieren no hacerlo así porque cada uno puede usar la que prefiera (una bomba de pie, una de mano -si tiene paciencia-, etc.), lo cual es una gran idea, porque se ahorra en precio y hace posible que podamos encontrar bombas para inflar en casi cualquier parte. Aún así, también se puede adquirir una bomba de pie en la tienda online del fabricante.

La tienda no es barata, vale 850 € (impuestos incluidos) en la propia web de Heimplanet, pero qué quieres que te diga, es un precio que merece la pena pagar por una tienda de campaña verdaderamente útil como ésta.









| Preparación: CODE Intermedia | codeintermedia.com

Último reportaje

El teletipo: Apli Paper se hace con MiquelRius