Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

Moldes auditivos: ¿realmente son útiles para eliminar el ruido?


Los que habitualmente me seguís en algunas de mis publicaciones, probablemente estéis al tanto de mi lucha constante contra el infernal ruido que provocan los vecinos con su música, sus perros, sus "bricolajes" o sus taconeos. Constante y a casi todas horas (incluso en la madrugada), es algo que acaba desquiciando y volviéndote loco. Por eso he ido probando diferentes soluciones que sean lo más equilibradas entre la efectividad, y el ahorro, porque unos tapones para el ruido que uses ocasionalmente no importa que sean algo caros, pero si los tienes que usar cada día y, además, son de tipo "usar y tirar", al final de mes puedes gastarte un dineral.

Por eso por el día he optado por las orejeras (muy efectivas, y fáciles de poner y quitar, además de permitirte dejar el oído "libre" sin un molesto "pegote" ahí metido todo el rato). Por la noche, a su vez, he comprobado que los protectores o tapones de foam son lo más cómodo y efectivos.




Por desgracia, este tipo de protección es, en la mayoría de fabricantes, de usar y tirar (solo para un uso, bueno, con un poco de cuidado puedes usarlos tres o cuatro veces, no mucho más). Solo NoTon de Cederroth te ofrece un tapón de este estilo, lavable, y suave (no de esos duros de silicona, tan molestos).

Si uno busca soluciones especializadas se encuentra con GAES, que es una compañía especializada en este tipo de productos. A GAES casi siempre se la suele relacionar con los audífonos (o "sonotone", como muchos aún les llaman), que es por lo que empezaron a ser conocidos, pero también ofrecen muchos más productos relacionados con la protección auditiva.

Me llama la atención que ellos solo tengan, en su línea Elacin, tapones personalizados (técnicamente conocidos como "moldes auditivos"), es decir: moldes de silicona para un uso personal. Sus Elacin Music (para conciertos, etc.), Elacin Drive (para deportes de motor), Elacin Active (para actividades ruidosas) y Elacin Descanso (para quien duerma junto a alguien que ronque) son de este tipo.


Aseguran en GAES que sus modelos atenúan el ruido, pero no lo eliminan porque -afirman- una reducción total de ruido "también es molesta". Más bien creo que esa es una excusa para no reconocer que sus tapones o moldes no son capaces de eliminar los ruidos en su totalidad (o sea: casi al 100%). Porque llama la atención que, ninguno de los que tienen, filtren todos los ruidos. O dicho de otro modo: si me molestan los gritos o la música del vecino, ¿para qué quiero oírla más baja? Me parece una soberana estupidez que no elimina el problema.

Por cierto, tampoco suelen poner precios de sus Elacin, probablemente porque no deben ser nada baratos al tener que ser personalizados (varias consultas para hacerte el molde, consultas de información, varias sesiones para que les expliques "tus problemas", en fin..., pérdida de tiempo que, por supuesto, a ellos les conviene porque es más dinero que se llevan). Ni informan de su durabilidad, calidad o comodidad, lo que es tambien muy sospechoso.


Digo esto con conocimiento de causa porque ellos, que dicen ser expertos, aseguran que sus Elacin son una gran alternativa para quien busque protegerse de ruidos molestos, pero al ser moldes de silicona solamente habrás creado un problema para eliminar otro (o para reducir otro, porque ya he dicho que el ruido no lo son capaces de eliminar por completo). Y es que el oído no es un órgano como un hueso, un dedo, un diente... Que puedes colocarle un molde y listo, sino que, en ocasiones, está más irritado, o de usar los tapones sufres pequeñas inflamaciones o alteraciones por el cerúmen, y cuando tienes que ponerte un tapón adaptado con una determinada forma, puede ser que acabe molestándote más que ayudándote y no seas capaz de llevarlo durante horas.

Por eso defiendo que la protección auditiva en forma de tapones ha de ser lo más blanda posible (el foam) y reducir el ruido de la forma más efectiva y silenciosa posible. Los tapones personalizados, al menos los que venden en GAES, no ofrecen ni lo uno ni lo otro. Supongo que es un servicio que para un uso esporádico será útil, pero para eso también lo será cualquier tapón que compremos en la farmacia, aunque sea de silicona, y nos habremos evitado la molestia de pasar por sus consultas con el correspondiente desembolso económico que eso conlleva.

| Redacción: CODE Intermedia | codeintermedia.com

Último reportaje

El teletipo: Apli Paper se hace con MiquelRius