Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

Duraderos Channel Communications (CC)
www.Duraderos.cc

Probamos el scooter de rueda grande Hudora RX 205


Llamados scooters, patinete, patinete manual, patín o incluso conocidos en algunos países como patineta, estos pequeños, compactos y ligeros instrumentos de desplazamiento son una buena alternativa tanto desde el punto de vista lúdico, como desde el deportivo. Nos permiten movernos, ir cómodamente de un sitio a otro y, a la par, nos animan a hacer actividad física, que nunca viene mal.

Además, son también utilizados como un transporte alternativo muy valioso para cortos desplazamientos, ya que son limpios, ecológicos, no molestan con su ruido y son muy fáciles de transportar.

Por todo ello hemos decidido traeros y mostraros el modelo BigWheel 205 con tecnología RX PRO de la firma alemana Hudora, es decir, el Hudora RX 205. Hudora es un fabricante especializado en productos de patinaje, lo cual ya es una garantía de calidad. Es cierto que este tipo de artículos podemos conseguirlos en grandes superficies comerciales, sobre todo en época estival, demandados tanto por niños como por adultos. Pero por desgracia, la mayoría de esos productos dejan bastante que desear, en muchas ocasiones son remarcados y la experiencia en general que obtenemos con ellos no es todo lo grata que debería. Eso sin olvidar cuestiones como la calidad, acabados, materiales y seguridad, además de la durabilidad.




Un scooter o patinete, que debería ofrecernos una grata y placentera actividad, se convierte en todo lo contrario al recurrir a marcas que no están a la altura, ni ofrecen lo mínimo deseable. Entre estas características a tener muy en cuenta se incluyen elementos como la ligereza, o unos rodamientos rápidos y fluidos, que ofrezcan poca resistencia al deslizamiento. Para la ligereza se tiene que recurrir a materiales de gran calidad y muy elaborados, aluminio reforzado en la mayoría de casos que las marcas "del montón" no son capaces de ofrecer. No te fíes solo de la publicidad o de lo que veas en sus catálogos en oferta, busca no solo un producto competitivo en precio sino, además, bien hecho, o acabarás pagando por algo que, a la larga, te encontrarás con que has tirado el dinero.

En nuestro caso hemos recurrido una vez más a Bikester.es. Esta tienda, especializada precisamente en este tipo de productos (tienen un amplio catálogo de bicicletas y componentes) nos ofrece una equilibrada y muy acertada relación calidad/precio, con la comodidad de hacer nuestra compra cómodamente desde casa, y hacerlo entre un amplísimo abanico de marcas y modelos. El que elegimos, el modelo Hudora RX 205 BigWheel, se posiciona en un punto intermedio entre los patinetes para un público muy amplio, tanto adulto como juvenil. De hecho, este modelo es capaz de soportar hasta 100 kg., lo que nos da una idea de lo robusto de su fabricación. Los patinetes para adultos parten de, aproximadamente, los 80 u 85 kgs. como peso máximo a soportar, llegando hasta - como en este caso - los 100 kilos. 100 kilos es más que suficiente para un scooter de este tipo, un peso superior haría sufrir demasiado los rodamientos (aunque lo pueda soportar la plataforma).


Hudora tiene una gran variedad de modelos, dirigidos tanto a un público para niños, como para adultos. En este caso el Hudora RX 205 se puede utilizar indistintamente, aunque en el manual, de forma muy acertada, el mismo fabricante nos recuerda que es un medio de desplazamiento y no un juguete (de hecho, no se pueden realizar saltos ni acrobacias con él), y que de usarlo niños, lo hagan siempre bajo la supervisión de adultos.

En países - como Alemania, Holanda y demás - donde la concienciación por el medio ambiente y la calidad del aire es mayor, esta movilidad no contaminante es muy apreciada y, como las bicicletas, lo utilizan un sector amplio de la población.


Pero el que pueda soportar el peso de un adulto (clasificación de vehículo categoría A) no quiere decir que el Hudora BigWheel 205 sea pesado, puesto que con poco más de 4 kgs. (4,1 kg., exactamente), es un patinete convencional enormemente polivalente, pudiendo usarlo para pasar un rato divertido, desplazarnos, movernos en la ciudad y, luego, transportarlo con nosotros gracias a su cinta de transporte, incorporada en la barra de dirección.

El Hudora BigWheel 205 está fabricado con aluminio de primera calidad, el cual ha sido sometido a un tratamiento para aumentar su resistencia. Su mecanismo de plegado es otra de sus virtudes, ya que es uno de los más aplaudidos al contar con un sistema en el que, todos coinciden, tiene una enorme robustez. Y esto es importante ya que este tipo de patinetes vas a estar todo el rato plegándolos y desplegándolos, de forma que elegir un diseño robusto con buenos materiales es esencial, para que no te deje "colgado" a los pocos meses de uso. Con el sistema de dos pliegues de Hudora, nos aseguramos un buen y robusto scooter para movernos, y una rápida y eficiente compactación cuando lo recogemos.


Su plataforma es otra de sus grandes ventajas, de tipo ancha, es corta, lo que colabora en gran medida a que no ocupe mucho espacio allá donde lo llevemos. Pero, además, nos permite tener ambos pies juntos, uno al lado del otro (o casi, o llevando uno ligeramente retrasado, para frenar). Con este tipo de plataformas se mantiene mejor el equilibrio que en las estrechas y largas, y también se consigue que podamos realizar con rapidez el proceso de intercambio del pie que empuja (algo vital en trayectos más o menos largos, para no cansarnos).

La plataforma tiene un diseño peculiar, muy bien pensado, en donde el espacio disponible se aprovecha al máximo. Su parte frontal es estrecha, pero pronto gana en amplitud en la zona central que es, sin duda, la más útil y sobre la que nos moveremos continuamente. Termina en una "cola" que deriva naturalmente hacia el guardabarros/freno, gracias a ello casi nos guía y nos invita instintivamente a dirigir el pie hacia el freno cuando necesitemos operarlo. Dicho freno se compone de una zona de rozadura interna, que es metálica con recubrimiento de pintura. Ésta, por supuesto, tiende a gastarse, por lo que es aconsejable reponer la pintura para no desgastar excesivamente la parte central que actúa de freno sobre la rueda trasera.


Y ya que hablamos de ruedas, éstas son otra de las ventajas del Hudora RX 205. Se trata de un scooter de tipo "big wheel", es decir, "rueda grande", de 8" en este caso (205 mm. de elevación, casi tanto como las de un patinete eléctrico), con un precioso y atractivo diseño de radios lenticulares. Gracias a ello, y a la robustez de las ruedas, no es necesario realizar alineación alguna, y podemos usarlo nada más sacarlo de su caja.

El perfil y material de las ruedas es deslizante, y con materiales anti-rebote (algo muy importante en unas ruedas no neumáticas), y sin duda es ahí donde se nota la experiencia de Hudora. Dado que este tipo de patinetes tienen que funcionar con nuestro empuje, que las ruedas deslicen lo máximo posible es vital, ya que hará que gastemos menos fuerzas y que nos cansemos también menos.


El otro elemento importante en ese sentido, junto con las ruedas, son los rodamientos. En Hudora les han puesto al BigWheel 205 unos rodamientos ABEC 5 - rodamientos de baja tolerancia, altamente precisos -, completamente sellados, libres de mantenimiento y que con un mínimo mantenimiento (engrase en el eje) hará que cumplan su función durante mucho tiempo sin problemas.

También es llamativo el sistema de pliegue y despliegue del manillar, con ajuste rápido de posiciones (hasta cuatro, pudiendo colocarlo desde los 79 cmts., hasta los 104 cmts., según la altura del usuario) y bloqueo del manillar de dirección el cual es, además, también de pliegue rápido (con una cinta que impide que se nos pierdan o caigan los puños al plegarlo).

Si buscas una alternativa de transporte, o para pasar un rato divertido, piensa en estos scooter tan frugales y robustos, que sin duda te darán, a cambio de casi nada, muchas satisfacciones. Con ellos no tienes que preocuparte de pinchazos en las ruedas, ni de recargar su batería, como en los scooters eléctricos. Incluso no tendrás que lamentarte si una repentina tormenta te sorprende en mitad del camino, puesto que su diseño está pensado para que evacúe rápidamente la suciedad, y se limpie fácilmente. Es, sin duda, un elemento estos scooter de inercia muy rústico y enormemente adaptable y utilizable sin preocuparte nada más que en disfrutar.


Componentes y deslizamiento.
Una de las cosas que más llaman la atención en el Hudora BigWheel 205 es lo suave que se mueve. Es como si flotara sobre el suelo. La marca alemana, con gran experiencia en este tipo de productos, ha hecho un gran trabajo con el RX 205.

Tres son las cosas que colaboran a ese deslizamiento. La primera de ellas, el perfil de las ruedas. Pueden parecer duras pero, a la vez, están hechas con una goma resistente, y la zona central se encuentra ligeramente elevada. La intención es ofrecer la menor superficie de contacto posible. A menor superficie, menos rozamiento, y el patinete tiene que luchar menos contra la fricción.


Para verificar todo esto, tan solo tenemos que levantar el patinete en el aire y hacer girar su rueda. Vemos cómo ésta se pone inmediatamente en movimiento, y se mantiene girando bastante tiempo.

El otro elemento que colabora en gran medida a esa agilidad son los cojinetes, que tal como explicamos anteriormente están sellados, y el diámetro de la rueda, que hace que se noten menos las imperfecciones del terreno y, junto con los puños - de material absorbente y amortiguador - lo conduzcamos más descansados.


Otro de los componentes del Hudora RX 205 que llama la atención es su horquilla. Al contrario que el resto del patinete, está hecha de acero (CrMoly, probablemente). Es necesario porque es una de las piezas críticas y las que sufrirán más fatiga. Además, el acero soporta y absorbe mejor las vibraciones que el aluminio. Al ser una pieza pequeña, apenas se nota en el peso general del scooter.

Por encima de la horquilla tenemos la junta de dirección, tan rotundamente seria y robusta que más parece de una bicicleta que de un patín. En Hudora han hecho un fantástico trabajo de ensamblaje y diseño de dirección, tanto es así que en movimiento no notamos holgura ni temblores, transmitiendo una gran sensación de seguridad, algo que sólo los buenos patinetes pueden decir.


Elementos del sistema de plegado.
La dirección posee un tubo perforado que podemos elevar y hacer descender en segundos. Para asegurarlo, un cierre rápido en la parte superior del manillar nos da las garantías de que no se moverá de su sitio. Me ha sorprendido ese cierre y, en general, todo el sistema de plegado, perfectamente ajustado de fábrica, algo no muy habitual y a lo que solo dedican tiempo las marcas de renombre. El resto de marcas del montón esperan que los ajustes finales los lleve a cabo el taller, la tienda, o el mismo cliente. Pero en Hudora, sin embargo, el patín sale ya de fábrica con toda la tornillería de cierres y seguridad lista para usar, de manera que el usuario solo tiene que desplegar el patinete, y subirse en él.

El brazo articulado que pliega el patinete es, francamente, fantástico. Es rápido de operar, íntegramente compuesto de robustas piezas de metal y, además, es muy fiable e intuitivo. Una vez desplegado, el patinete queda muy firme y no vibra ni se sienten solturas en la parte de la articulación.


Plataforma.
El Hudora RX 205 posee una plataforma de tipo ancho y estrecho, la intención es que podamos poner los dos pies en ella, e intercambiar el pie de impulso o "remo". Esto es muy útil por dos aspectos vitales: permite que vayamos más cómodos en trayectos largos, y permite que podamos impulsarnos con uno y otro pie aleatoriamente.

Conviene no olvidar que este tipo de patines deben impulsarse con el pie izquierdo, y también con el derecho. Si usamos siempre un solo pie, además de agotarnos, acabaremos más doloridos. Siempre debemos impulsarnos indistintamente con un pie, pero cambiándolo a veces con el otro, para no castigar una pierna.

La superficie de la plataforma es absolutamente magistral. Por supuesto es antideslizante, pero a la vez permite que nos movamos sobre ella para cambiar de pie o de posición y, por otro lado, tiene el diseño grabado sobre un resistente adhesivo para que sea muy resistente al paso del tiempo. Se limpia muy fácil y rápidamente, e incluso podemos acceder también a la zona de los guardabarros sin problemas, para poder limpiar su interior.


Frenado.
El sistema de frenado es por rozamiento sobre la rueda trasera. Es muy intuitivo y eficaz. El guardabarros posterior tiene un sistema de pivote (con un muelle de retorno situado bajo la plataforma) con sistema de seguridad: en caso de que el muelle falle, el freno se activa cayendo el guardabarros sobre la rueda.

Gracias a las excelentes ruedas, el freno apenas emite ruido, de hecho incluso a altas velocidades es casi imperceptible. Eso sí, conviene no abusar porque, como todo este tipo de frenos, se calientan fácilmente. Lo suyo es mantener la frenada suave en bajadas, sin repentinos bloqueos y dejando a la rueda "respirar". Como en todos los patinetes de este tipo, lo mejor es adoptar una conducción pro-activa, que prevea los momentos a frenar y los lugares para hacerlo, así como aprovechar las circunstancias del terreno para hacer sufrir al freno lo menos posible.


Transporte
Con solo 4 kgs. de peso, el Hudora RX 205 es muy ligero. Curiosamente en proporciones es bastante respetable: mide 88 cms. de longitud (con una superficie de paso de 33 x 11,5 cmt., aproximadamente) , más o menos lo mismo que un patinete eléctrico pero, por supuesto, pesa muchísimo menos.

Gracias a su ligereza, y a la facilidad de agarre por toda su barra de dirección, podremos transportarlo sin dificultad dentro de edificios, en ascensores, y en el metro o/y tren. Pero eso no es todo: lo mejor es que, si necesitamos cargar con él, lo podremos hacer sin problemas. De hecho en la prueba lo hemos llevado y traído cargándolo durante un buen trecho, y no nos ha molestado. Obviamente, también podemos desplegarlo y llevarlo rodando.

Para cargarlo, además, el Hudora BigWheel 205 ofrece una útil cinta de transporte, con el fin de llevarlo sobre el hombro y dejarnos las manos libres. Así, podremos llevar el patinete mientras usamos el móvil o nos resguardamos bajo un paraguas. Al ser de aluminio, no hay peligro alguno si se moja (al contrario que los eléctricos). Una vez en casa lo secaremos con un paño, y listo de nuevo para la acción. Genial, ¿verdad?


Conclusión
Hudora es una marca de gran calidad, yo diría que una de los mejores. Se nota en la atención que ponen a los detalles: un manual muy bueno, en múltiples idiomas (en el que empiezan dando las gracias por elegirles, por cierto) y que, en nuestro caso además, se acompañaba de un precioso folleto. El diseño de la caja, y la construcción en general del patinete, con piezas robustas y materiales de primera, es una muestra más de la enorme diferencia y calidad que obtienes al elegir esta marca por encima de otras chinas que tanto abundan por ahí.

El envío de Bikester, por cierto, ha sido también de diez, como suele ser habitual en esta tienda. El patinete llegó muy bien protegido (con dos láminas de plástico de protección, nada menos) y embalado con gran profesionalidad, de manera que te lo encuentras en casa en las mejores condiciones.

Si quieres disfrutar de tus pequeños desplazamientos o de tus momentos de ocio de una forma divertida, muy ecológica, cómoda y enormemente adictiva como lo es este tipo de movilidad sobre dos ruedas, piensa en un patinete, seguro que te resultarán entretenidos desde el primer día. Pero para ello, elije además una marca de contrastada solvencia e indiscutible calidad, con unos buenos acabados y que te ofrezca prestaciones y garantía de un buen producto. Verás que merece la pena decidirte por un modelo de Hudora, o de cualquiera de las que te ofrecen en Bikester, porque en esa tienda solo tienen marcas de confianza. Así, siempre acertarás.











| Redacción: Duraderos.cc / Duraderos.blogspot.com

1 comentario :

  1. Pues yo estoy buscando un patinete manual, así que os agradezco mucho la reseña.

    ResponderEliminar