Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

Duraderos Channel Communications (CC)
www.Duraderos.cc

Análisis en profundidad del patín eléctrico Brigmton BMI-365


Marcas españolas de electrónica, por desgracia cada vez hay menos. Hoy la mayoría de marcas son asiáticas, hay pocas que, aún haciendo sus productos allí, sean españolas. De entre esas pocas una de ellas es Brigmton. Hace tiempo que queríamos traeros y mostraros en Duraderos algunos productos de Brigmton, de hecho estuvimos a punto de hacerlo el año pasado, pero al final no lo hicimos. Y es que hemos tocado marcas de todo tipo, tanto aquí como en la anterior Radio Ibérica (incluyendo, por supuesto, a Philips y Casio), y también tenemos pendiente alguna que otra prueba y review de productos de marcas chinas, pero sin embargo las marcas españolas no son lo más habitual. Con esta prueba vamos a paliar un poco esa carencia.

Y es que, además, lo hacemos con uno de los productos estrella en electrónica de consumo, un producto de movilidad que, por su flexibilidad, agilidad y comodidad, se está convirtiendo en todo un fenómeno. Hablamos, cómo no, de los patinetes (o patín, o scooter como también se les llama) eléctricos, y en este caso en concreto del Brigmton BMI-365, uno de los últimos lanzamientos de esta firma española.




No son nuevos los de Brigmton en este tipo de productos, de hecho en su web aún puedes encontrar sus BBoard (Hoverboard), los Brigmton BBoard-63 y Brigmton BBoard-64, y sus anteriores patinetes, los Brigmton BSK-651, con batería de 6.000 mAh, interna, colocada en el tubo de la dirección. Así que, podríamos decir, en Brigmton no les pilla de sorpresa toda esta moda de la movilidad urbana eléctrica, puesto que llevan tiempo ofreciendo este tipo de productos.

Ahora han rizado el rizo y de esta marca tenemos el impresionante Brigmton BMI-365. Esta patín eléctrico es, en esencia, la respuesta de Brigmton a lo que es un patín de este tipo, de hecho su estética, medidas y más o menos especificaciones responde a las que son estándar en el mercado, al nivel, dicho de otra manera, de los patinetes o scooters más populares de este tipo.

Por lo tanto en el Brigmton BMI-365 no echarás nada en falta, tendrás uno de los scooters eléctricos más avanzados, con un competitivo precio, por lo que podría decirse que el BMI-365 es de lo mejor en la actualidad y, sin ningún género de dudas, uno de los modelos más equilibrados. Se trata de un modelo que viene de fábrica ya muy bien equipado y completo, y que tiene unos acabados y diseño a la altura de los mejores. Es, por todo ello, una apuesta serie de Brigmton y una alternativa a contemplar cuando queremos decidirnos por un patín eléctrico.


Notas previas importantes
Todos los expertos y conocedores del tema coinciden en algunas características básicas que debe tener un patín eléctrico de este tipo, para que no nos defraude y sea, en el día a día, medianamente "utilizable". Hay que tener en cuenta que este tipo de productos tienen que realizar difíciles equilibrios entre peso, potencia, autonomía y robustez. Cada una de esas cosas pugna contra las demás: una mayor autonomía requiere mayores baterías; baterías más voluminosas aportan más peso; un mayor peso reduce la velocidad/autonomía; una mayor robustez requiere un chasis más sólido y esto obliga a hacerlo más pesado... Y así suma y sigue. Por lo ello se entiende que sea tan difícil y complicado encontrar ese patín eléctrico que se adapte a un amplio abanico de usos, y que satisfaga un amplio rango y tipo de usuarios.

No hay muchas marcas que lo hayan conseguido, Xiaomi sentó precedente y a él le siguieron otros fabricantes, y este Brigmton BMI-365 es, en esencia, un jugador con grandes bazas - como veremos a continuación - que entra a plantar batalla y a facilitarnos la decisión de qué patín eléctrico elegir.


Empecemos con el tema de la batería. Si quieres un patín eléctrico medianamente "utilizable", olvídate de esos patines "enanos" que te tientan con sus pesos pluma o su minimalismo, porque tendrás que ser esclavo de un enchufe y, a las primeras de cambio, te dejarán colgado. Como mínimo, un patín eléctrico debe ofrecer una batería de 3.000 mAh. El Brigmton BMI-365 tiene una capacidad en su batería de nada menos que 7.800 mAh, como ves, dobla y excede en bastante los mínimos requeridos.

Otro detalle es la potencia del motor eléctrico. De nada sirve una buena batería sin un buen motor. En el caso del Brigmton BMI-365, su motor es de 250W, que es el tope legal que permite la ley para que no pueda considerarse un vehículo a motor y pueda utilizarse sin necesidad de matriculación, etc. O sea: el Brigmton BMI-365 nos ofrece la potencia más elevada en este tipo de vehículos que podemos conseguir, así que en esto tampoco encontraremos rival.


Y finalmente, pero no menos importante, otro aspecto a considerar es el de pesos y masas. Un buen patín eléctrico tiene sus baterías en su plataforma, con lo que bajamos el centro de gravedad y hacemos el vehículo más estable. Y, por supuesto, en el Brigmton BMI-365 las baterías también están en la plataforma, en la parte más baja del patinete o scooter, con lo que se facilita también la conducción y el manejo en terrenos difíciles o complicados.

No hay que olvidar que este tipo de patinetes son para adultos, y de hecho en el embalaje se especifica muy bien, que su uso debe ser a partir, como mínimo, de los 16 años. No son un juguete, es una nueva experiencia de movilidad agradable, ágil y polivalente, que agradecerán quienes busquen un vehículo cómodo y ligero para sus cortos desplazamientos.


Equipamiento
Hemos dicho que el BMI-365 llega muy completo, y es cierto, pero no solo eso: en su embalaje viene, además, muy bien protegido, con voluminosos moldes de poliestireno expandido estratégicamente colocados en las esquinas y en las zonas más susceptibles a golpes (y más necesarias de proteger) del vehículo, como es la parte de la rueda trasera (donde está colocado el freno de disco) o la rueda delantera (que es la motriz, y donde va colocado el motor eléctrico).

Para algunos llamará la atención que el Brigmton BMI-365 venga incluso con timbre, ensamblado en la misma pieza de la maneta de freno, muy bien diseñado por cierto, y con un sonido limpio y claro. Pero esto tiene una explicación: legalmente, para poder conducirlo por la calle, estos vehículos han de contar con luz delantera, catadióptrico - al menos - trasero, laterales, y timbre. El scooter BMI-365 de Brigmton incluye todo eso.


Posee dos tipos de frenado, uno es, como hemos mencionado, de disco, y está colocado en la rueda trasera. Es de tipo mecánico (o sea, no es un freno hidráulico, funciona con un cable metálico que accionamos desde la maneta o palanca), eso hace que nos aprovechemos de las virtudes de un freno de disco - mayor disipación de calor y potencia de frenado - y la comodidad de un freno mecánico - no necesita líquido hidráulico y su mantenimiento es más sencillo -.

Además, también posee el llamado "freno eléctrico" o "freno motor", que no es más que el motor eléctrico que opera como freno, aunque podríamos decir que este es un freno "auxiliar", y el principal es el de disco, puesto que podríamos recalentar el motor, algo poco aconsejable si queremos aumentar su vida útil.


En la parte derecha del manillar encontramos el acelerador, es un tipo de acelerador por palanca, muy suave al tacto y fácil de operar. Aunque se parece por la forma de manejarse al de las motos, en realidad es electrónico, e incluye función de crucero. Esta es una interesante función que no todos los patines eléctricos tienen, y que permite que viajemos más relajadamente largas distancias. Consiste en que podemos fijar una determinada velocidad, y no tendremos que seguir actuando sobre el acelerador, ya que el patín la mantendrá por sí solo. En cualquier momento podremos desactivarla operando el freno.

También contamos con un display multifunción alojado en la pipa o cruceta de dirección, en lo alto del manillar. Este display es fenomenal porque, a diferencia de otros que parecen un añadido externo, va integrado y a salvo de golpes imprevistos. En él podremos encontrar información como el estado de la batería, la alerta de batería baja, la velocidad actual y el modo en el que estamos conduciendo. El modo es importante porque nos permite ahorrar batería -y, con ello, aumentar la autonomía-, y el Brigmton BMI-365 nos ofrece dos modos diferentes de funcionamiento, uno de ellos es el básico o "de baja velocidad", en el cual el vehículo no excede de los 15 km/h. Si queremos exprimir su potencia al máximo deberemos pasar al modo de alta velocidad, un tipo de modo "sport" o deportivo que nos permite llegar hasta el tope que da de si la potencia del motor, esto es, 20 km/h. Es un modo del cual conviene, obviamente, no abusar.


Construcción
Mencionábamos líneas arriba que uno de los aspectos más complicados de equilibrar era el peso del propio patín eléctrico, junto con su carga (el usuario que lo maneja) y su equipamiento. Por ello, es importante una construcción que esté a la altura, y no es fácil -ni barato- de conseguir. Hay dos materiales que en esto llevan la voz cantante: el plástico por su ligereza, el aluminio por su robustez y equilibrada relación de peso con volumen. Así, el Brigmton BMI-365 tiene un chasis que es de lo mejor en este tipo de vehículos: realizado íntegramente de aleación en aluminio, al primer vistazo se nota la enorme robustez y solidez de su construcción, con tubos de aluminio que inspiran confianza. Subirse en él hace que nos sintamos seguros.

Para las partes menos expuestas a la crudeza de trato, en Brigmton han recurrido al plástico, duro y compacto en zonas como los guardabarros o el protector de la horquilla delantera, donde se alojan las conexiones hacia el motor.


Además del robusto chasis, en el Brigmton BMI-365 llaman la atención sus asombrosas ruedas, con un tacto firme y una sujección excepcional, aportando una buena tracción y, además, una enorme amortiguación del terreno. Esto es importante: recordemos que estos vehículos carecen de suspensión. Así que los neumáticos en el BMI-365 son neumáticos, y de unas medidas que se han convertido en las estándar de los mejores patinetes eléctricos: de 8,5 pulgadas. Y es que hasta en las ruedas el BMI-365 está a la altura de lo mejor del mercado. Las ruedas neumáticas son una genial elección frente a aquellas ruedas de goma dura que dejaban tanto que desear en los patines más antiguos y obsoletos, no en vano se utilizan mucho en material de transporte para construcción (como en carretillas), porque son duraderas, amortiguan muy bien los baches y altibajos del terreno, y ofrecen una buena respuesta ante un trato rudo. Además, son muy cómodas.

Junto a las ruedas, un aspecto muy a tener en cuenta es la superficie con la que está cubierta la plataforma. Al fin y al cabo es la que vamos a estar todo el rato pisando, y conviene que sea cómoda pero resistente, amplia pero también compacta para las proporciones de este tipo de vehículos. La que posee el BMI-365 aún todo eso, realmente es una maravilla la goma que han elegido en Brigmton para cubrirla, de gran densidad, con zonas preformadas de agarra, y con una superficie antideslizante. Por si fuera poco, es fácil de limpiar, y sus recovecos tienen la distancia suficiente para poder desalojar barro, suciedad y polvo, evitando o reduciendo su acumulación. Recuerda mucho a las gomas que recubren los suelos en algunas zonas fabriles, pudiendo limpiarla cómodamente tras cada uso, y favoreciendo el tener un patín eléctrico como el primer día.

En cuanto a los colores de acabado, en Brigmton nos ofrecen dos opciones -más o menos es lo habitual, también en otras marcas- de acabado, esto es: negro, o blanco. Nosotros nos hemos inclinado por la variante en blanco, ya que en este color se ve mejor cómo envejece y a simple vista queda patente el uso que se le ha dado al vehículo. No obstante, si se prefiere un color más sufrido y que envejezca mejor, recomendamos elegir la opción del BMI-365 en color negro. Excepto el manillar y la zona superior de la dirección, el resto de elementos -chasis inferior, alojamiento de las baterías y partes de plástico- nos llegarán en el color elegido, el mencionado blanco o, en su caso, negro.


Virtudes de un patín eléctrico
Uno puede pensar en un patín eléctrico como un vehículo que usa para desplazarse del punto A al B, y nada más, pero en realidad podremos aprender mucho con él e, incluso, extrapolarlo a nuestra forma de conducir, sobre todo si conducimos vehículos eléctricos (como coches o motocicletas) ahora, o en el futuro. Tengamos en cuenta que podemos "deslizarnos" por zonas con ligera pendiente sin hacer uso del motor eléctrico, o en zonas llanas utilizar éste para impulsarnos y luego "dejarnos ir" por un rato, si la inclinación del terreno es ligeramente negativa. Recordemos que es un vehículo eléctrico, así que, al contrario que un vehículo con motor de combustión interna, no tendremos que "coger velocidad" en parado e ir acelerando "a todo trapo", en un vehículo eléctrico tendremos todo el par motor al instante, y eso, francamente, es una gozada. Permite que arranquemos y, a medida que la fricción nos vaya deteniendo, volver a impulsarnos sin problemas.

Al estar situado en la parte delantera, el motor eléctrico es más "amigable", más dócil, con una respuesta más precisa. Es como un coche con tracción delantera, y si estás acostumbrado a un vehículo de dos ruedas con tracción trasera (como bicicletas o motocicletas) notarás un cambio a mejor de inmediato. La confiabilidad de su frenado de disco y la comodidad de sus mandos harán todo lo demás, y convertirán la experiencia en tus desplazamientos en todo un disfrute. No es extraño que este tipo de vehículos hayan conquistado el mercado en tan poco tiempo porque, además de útiles, son enormemente divertidos de conducir.


... ¿Y la autonomía?
Sí, esa es la gran pregunta que se hacen todos los que buscan este tipo de patines eléctricos: su autonomía, y su velocidad. De la velocidad ya hemos hablando anteriormente, pero baste decir que, visto todo lo expuesto hasta aquí, ya te habrás imaginado que el Brigmton BMI-365 ofrece lo mejor de entre los mejores de este tipo de "skateboard" eléctricos existentes en la actualidad. No podía ser menos: con una construcción como la suya, un motor con su potencia, y una batería de tanta capacidad, el resultado final de esa mezcla debe ser muy bueno.

Entrando en datos oficiales, en Brigmton anuncian una autonomía de 20 km, y una velocidad máxima (en el modo de máximo consumo también, claro) de 20 km/h. Tanto la velocidad como la autonomía es más que suficiente para el tipo de uso que se le presupone debe dársele a un patín eléctrico de este tipo, así que respecto a eso poco hay que objetar, y no vamos a encontrar mucho mejor en el mercado.

No obstante conviene aclarar que esos datos se refieren a condiciones óptimas, que en el día a día no suelen darse, por eso es muy importante en este tipo de vehículos -y en cualquiera, solo sea para no contaminar en unos (los de combustión) y para ahorrar baterías en otros (los eléctricos)- una forma de conducir enfocada a la eficiencia. Esto es: no abusar de la aceleración, aprovechar las condiciones del terreno, y tener en mente siempre que cuanto más viento en contra haya o más peso llevemos con nosotros (o pesemos nosotros mismos) más energía de sus baterías se consumirá.


Conducción
En algunos patines dicen que no entres en zonas húmedas, que no los uses con piso resbaladizo, etc. Me ha gustado, sin embargo, el manual del BMI-365, y es que en Brigmton son consecuentes con la realidad, y saben que muy probablemente vas a pasar por zonas un tanto "problemáticas", así que lo que primero te aconsejan es que tengas cuidado. Un patín eléctrico no es un todo-terreno, así que deberemos usarlo con un poco de sentido común, y si nos es inevitable circular, por ejemplo, por superficies con hojas caídas en el suelo -que pueden volverse muy resbaladizas-, deberemos pasar a velocidades muy bajas. Por fortuna, al ser propulsado por un motor eléctrico, podremos bajar muchísimo la velocidad y luego arrancar sin problemas, ya que insisto que desde parado tendremos todo el par motor a nuestra disposición.

También deberemos tener cuidado con las cuestas, tanto en bajada como en subida. En Brigmton alertan -muy acertadamente- que no afrontemos pendientes del más del 15%, esto es así porque el motor podría recalentarse y dañarse. Recordemos que la refrigeración del vehículo es "por aire", no hay un elemento que actúe de ventilador, de manera que cuanto menos lo sometamos a fatiga, mucho mejor.


El peso máximo que puede soportar el BMI-365 es de 120 kgs., es un peso más que digno, los scooters eléctricos de anteriores generaciones no podían soportar más de 110 kgs., que el Brigmton BMI-365 pueda cargar ni más ni menos que con diez kilos más es un buen indicador de la solidez de su estructura de aluminio, y de la potencia de su plataforma eléctrica.

Señalar, asimismo, el amplio rango de operación en el que podemos usar este patín eléctrico: desde -20ºC, hasta 50ºC. Hay que tener en cuenta, no obstante, que a temperaturas muy bajas sus baterías pueden limitar su capacidad de energía a la mitad, con lo que la autonomía descenderá abruptamente. A temperaturas muy elevadas, la refrigeración será peor y también la efectividad de sus baterías, al acumularse el calor en ellas. Una temperatura intermedia sería lo óptimo, así que podríamos decir que no abusemos de este tipo de patines eléctricos en momentos de mucho calor o en olas de mucho frío, reduciendo o limitando su uso en estas condiciones, para no dañar sus componentes.

Y si hablamos de protección contra daños, señalar además que el Brigmton BMI-365 posee protección IP54, esto es, protección contra elementos granulados y polvo, evitando - o reduciendo - el impacto negativo que estos agentes externos pudieran hacer sobre las partes móviles y electrónicas. Señalar, eso sí, que esta protección (al igual que el resto de patinetes eléctricos) no protege contra la lluvia ni la humedad, de manera que deberemos almacenar el vehículo en un entorno seco, y no mojarlo ni sacarlo en días de lluvia. El agua podría penetrar en sus sistemas (como por ejemplo en los mandos electrónicos) y, con el tiempo, dañarlos y oxidarlos, eso sin mencionar el riesgo de shock eléctrico si penetrase líquido en la plataforma donde se alojan las baterías.


Resumen y veredicto final
Teniendo en cuenta todo lo que nos ofrece, pocos patines eléctricos son tan competitivos y están tan bien construidos como el BMI-365 de Brigmton. Tratándose, además, de una firma española, con la garantía que eso conlleva, poco más se puede añadir. Si estás pensando en adquirir uno de estos divertidos y útiles vehículos, decidirse por el Brigmton BMI-365 es un gran acierto. Comprobarás que el BMI-365 está a la altura de los mejores de la competencia, además con un precio muy asequible, y con unos acabados y un cuidado en el transporte (con un embalaje que, como hemos mencionado, protege muy bien el patín eléctrico, y esto es muy importante) espléndidos.

La solidez y fiablilidad de su magnífico chasis de aluminio, su potente motor eléctrico, la robustez en general y la comodidad y firmeza de su plataforma, junto con su sistema de frenado y sus útiles funciones, hacen del BMI-365 una gran alternativa de movilidad. A eso hay que añadir unos confortables neumáticos, con un excepcional agarre y una buenísima capacidad de amortiguación, así como un competitivo peso y sistema de pliegue -muy rápido y sencillo, para llevarlo con nosotros a casi cualquier parte-, sin olvidar su autonomía y sus dos modos de conducción, nos puede dar un muy buen servicio en nuestros desplazamientos.


Su batería de gran capacidad, que puede llegar hasta los mil ciclos de carga/descarga, es otro de sus puntos fuertes. Y, por supuesto, el gozar de un sistema de instrumentación multifunción, y de una capacidad de soportar peso más que digna.

Como has podido ver, en cuestiones de movilidad eléctrica personal, y más específicamente como patín eléctrico, el Brigmton BMI-365 es uno de los más completos y equilibrados vehículos. Con él estamos seguros que disfrutarás de una nueva y grata experiencia y de una mayor libertad de movimiento, que es eso, al fin y al cabo, de lo que se trata.


Brigmton BMI-365. Especificaciones
- Motor (potencia): 250W
- Chasis: aleación de aluminio
- Manillar: aleación de aluminio (puños de goma)
- Dirección: aleación de aluminio
- Freno delantero: eléctrico
- Freno trasero: disco (mecánico)
- Ruedas: neumáticas, de 8,5"
- Luz delantera: LED, desactivable
- Luz trasera: LED, activable al frenar

- Funciones:
-- Dos modos de conducción
-- Acelerador electrónico
-- Control de velocidad de crucero
-- Display digital multifunción

- Prestaciones:
-- Velocidad máxima: 20 km/h (modo sport) / 15 km/h (modo estándar)
-- Autonomía máxima: 20 km (dependiendo del modo y condiciones de conducción, así como del peso transportado)
-- Carga máxima admitida: 120 kg.
-- Carga mínima admisible: 20 kg.
-- Pendiente máxima superable: 15º

- Parte eléctrica:
-- Batería (capacidad): 7.800 mAh
-- Tiempo de carga: 3-4 horas
-- Ciclos de carga orientativos: aprox. 1000
-- Alimentación: AC 110-240, 50-60 Hz, 42V, 2A
-- Temperatura de operación: -20ºC / 50ºC
-- Protección: IP54 (no protege de la lluvia ni de la humedad)

- Pack de venta:
-- Embalaje con protecciones reforzadas de poliestireno expandido
-- Cargador y enchufe
-- Manguito para inflar las ruedas
-- Llave allen para ajustes
-- Timbre
-- Manual (en español e inglés)

- Medidas y peso:
-- Desplegado y en orden de marcha: 108 x 43 x 114 cm.
-- Plegado: 108 x 43 x 49 cm.
-- Peso: 12,5 Kg.

- Otros:
-- Pata de cabra (caballete) métalica para apoyo
-- Superficie de plataforma antideslizante
-- Guardabarros
-- Carcasa protectora de plástico de la horquilla en la rueda motriz
-- Sistema de plegado rápido
-- Edad mínima: Adultos (+ 16 años)












| Redacción: Duraderos.cc / Duraderos.blogspot.com