Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

Duraderos Channel Communications (CC)
www.Duraderos.cc

Comparativa entre scooters clásicos: ruedas y plataformas


Ya les hemos dedicado varios posts a los scooters eléctricos, y también a los scooters o patinetes clásicos, además de dar unas nociones básicas sobre su conducción y manejo. Ahora hemos decidido ir un paso más allá y hacer una comparativa sobre los dos modelos principales de este tipo de medios de movilidad personal, que nos podemos encontrar en el mercado, esto es: dependiendo de su plataforma, y de sus ruedas.

Para ello, hemos acudido de nuevo a Bikester, donde podemos elegir una de las mejores firmas del mercado en este tipo de artículos, Hudora. Con Hudora nos aseguramos un scooter de calidad, con unos buenísimos materiales, un magnífico acabado y, además, de manos de todos unos expertos. En este mundillo de los scooters clásicos, compactos y ligeros (que podemos llevar con nosotros plegados cómodamente) Hudora son, sin lugar a dudas, los líderes.




Precisamente hace poco han lanzado la última novedad e innovación en este tipo de scooters: los V Generation, o Generación V. Aunque no nos vamos a centrar en ellos, nos detenemos brevemente para explicaros que ofrecen la ventaja de una dirección más intuitiva, al dirigir los movimientos de giro desde los extremos, como en un manillar convencional, en lugar de hacerlo directamente sobre el tubo de dirección como habitualmente se hace.

Por su parte, elegir la tienda de Bikester es también una garantía de servicio y de eficiencia. Como bien sabéis, es la tienda a la que solemos acudir cuando buscamos productos de este tipo, bien sea bicicletas, scooters o patinetes como este caso, o componentes. Como es habitual, desde Bikester nos han llegado perfectamente embalados, muy bien protegidos y con un servicio rápido y eficiente, de manera que si buscas un accesorio, o un scooter de este tipo, piensa en Bikester. Además, tienen un catálogo de productos enorme, de los más completos y variados que puedes encontrar por Internet.


Pero volviendo a nuestra comparativa, el patinete de ruedas macizas (tipo roller) y de plataforma ancha es el Hudora RX 205, también llamado BigWheel 205. Por su parte, lo enfrentamos al Hornet Air 200 de ruedas neumáticas y plataforma estrecha. Deciros que Hornet es la marca "asequible" o de gama baja de Hudora, y aunque ambos son del mismo fabricante, no son la misma marca, algo que se nota en acabados y en construcción en general, con mucho más cuidado en los detalles en el caso de Hudora (adhesivos en forma de calcas, sin huecos en la plataforma...), que en Hornet (los adhesivos son simples "pegatinas", y la plataforma es una "chapita" abierta en uno de sus bordes, de ahí precisamente que este patinete flexiones fácilmente y soporte hasta 80 kgs., y no los 100 kgs. que soporta el RX 205).

Las denominaciones de los modelos dan una pista también de lo que ofrecen. El nombre de Hudora RX 205 hace mención, precisamente, a que sus ruedas son de 205 mm. y su tecnología RX (ruedas "que rebotan") no está presente en el Hornet, cuya denominación de 200 Air indica que las ruedas son ligeramente más pequeñas (de 200 mm.) y de aire (es decir, tienen neumáticos y cámara de aire, por lo que pueden pinchar).


Y ya que hablamos de ruedas, lo primero que hemos de explicar es la diferencia entre ruedas macizas y ruedas neumáticas, que puede que muchos ya sepáis, pero no está de más repasar conceptos. Por supuesto, las llantas de ambos patinetes son macizas, hechas de poliuretano, la diferencia fundamental son las cubiertas. Las de tipo roller ofrecen una superficie dura de goma. Sus ventajas son muchas, las principales es que no pinchan, deslizan mejor - tienen menos fricción contra el terreno, al permitir perfiles más suaves y delgados, y cantos más afilados, ofrecen menos resistencia a la rodadura -, y son más robustas, pudiendo frenar también mejor.

Por su parte, las llamadas "ruedas neumáticas" toman su nombre de eso: de los neumáticos. Son un neumático con su cubierta, y su cámara de aire, así que el mantenimiento es mayor que unas tipo roller, ya que debemos inflarlas, y pueden pinchar. Además, cuando descendemos cuestas con ellas es mucho más difícil frenar (el neumático tiende a deslizar sobre el freno de fricción, que es el guardabarros trasero), y prácticamente no se deslizan (se quedan "pegadas" al pavimento, por lo que si nos desplazamos sobre superficies llanas o cuesta arriba, tendremos que estar constantemente impulsando el patinete con el pie). Son, en resumen, unas ruedas pensadas para descensos y para aceras o imperfecciones del terreno, ya que amortiguan más los baches. Pero también tienen otras ventajas: aparte de amortiguar mejor las vibraciones - con estas ruedas no necesitarás suspensión -, pudiendo absorber de forma más eficiente las imperfecciones del terreno, son más cómodas si usamos el scooter sobre aceras y senderos de tierra o con piedras. Además, agarran mejor, y aunque esto es una desventaja en algunos momentos, cuando el piso está húmedo o llueve u hojas caídas, nos ofrecen más seguridad.


Como podéis ver, no hay una tecnología o una rueda por encima de la otra, dependiendo del uso que le demos al scooter y de nuestra forma de conducir, así como del tipo de terreno que usemos normalmente, nos vendrá mejor un tipo de rueda u otro. Por eso los fabricantes suelen ofrecer ambas ruedas a elegir. Si vas a rodar principalmente en zonas de descensos, con suelo mojado y/o sobre aceras o en la ciudad, entonces lo mejor es elegir ruedas neumáticas. Si, por el contrario, quieres circular con velocidad por terreno llano y con buen firme, deberás elegir las tipo roller, duras, con tecnología RX.

En Hornet y en Hudora, los modelos con ruedas neumáticas suelen llevar el apelativo de "air" ("aire"), para distinguirlas de las ruedas macizas de goma tipo roller.


Plataformas
La plataforma es importante porque si vas a circular durante bastante tiempo con el scooter, puede hacer que lo hagas más cómodamente. Por supuesto, al igual que con las ruedas, elegir una plataforma u otra dependerá del uso que le vayamos a dar al patinete clásico, y también de nuestras preferencias.

En los modelos de plataforma ancha, como el Hudora BigWheel RX 205 que os mostramos en pruebas anteriores, podemos colocar los dos pies uno al lado del otro (con una pequeña parte de los pies fuera, pero suficiente para apoyarnos en la plataforma). Esto permite que indistintamente podamos cambiar el pie con el que nos impulsamos, y a la vez podemos mover el pie al frenar, o cambiarlo de sitio si nos movemos, con mucha mayor comodidad. Así, evitamos mantener posturas forzadas durante más tiempo, y si usamos el patinete en trazados en los cuales podemos subirnos a la plataforma sin bajarnos, nos cansaremos menos.


Pero no todo son ventajas. Este tipo de plataforma pesan algo más, y son también más aparatosas. Si tenemos que llevar el patinete plegado con nosotros, y meternos en vehículos de transporte público, será más molesta una plataforma ancha.

La plataforma estrecha, por su parte, nos permite lograr un scooter más compacto, molesta menos plegado y nos hace ir más cómodamente cuando lo llevamos "bajo el brazo". Pero sus desventajas deben tenerse en cuenta, y aparecen principalmente cuando nos subimos a ella: la superficie es muy pequeña, y solo permite que tengamos un pie en ella y, el otro, en la parte trasera y con el talón elevado. Esto hace que en desplazamientos más o menos largos nos cansemos más, y en este tipo de plataformas se corre el riesgo de que frenemos "sin querer", al intentar apoyar nuestro pie sobre el guardabarros trasero. Además, otro de sus grandes inconvenientes es que no permite que cambiemos de pie "dinámicamente", con el patinete en movimiento, sino que, para hacerlo y cambiar el pie que nos impulsa, en muchas ocasiones deberemos detenernos. Por supuesto, a veces podremos hacerlo sobre la plataforma, pero es un riesgo dado su minúsculo espacio.


Para reducir estos inconvenientes, en Hornet han recurrido a dos soluciones: una, es la adopción de una plataforma más larga que en el Hudora RX 205. Así, podemos llevar el pie más cómodamente colocado detrás, con más espacio para él. La otra solución es recubrir su superficie con una rugosidad antideslizante muy agresiva, parecida a la lija. Con ello, las posibilidades de que el pie resbale y nos caigamos - al ser la plataforma tan estrecha - se reducen. En el lado negativo el defecto de estas plataformas rugosas es que agarran mucha suciedad, cosa que con las plataformas anchas sin superficie rugosa no ocurre.

Como veis, no es mejor una solución sobre otra, todo dependerá de nuestras preferencias y lo que busquemos. Sin embargo los scooters con plataformas anchas son los que suelen elegir los adultos, y son también los que tienen un precio algo más elevado, y esto es por algo: porque en líneas generales son mejores.

Nuestro consejo es que, si tienes que elegir entre una plataforma u otra, elijas siempre la plataforma ancha, porque a fin de cuentas el espacio que ocupa no es demasiado significativo, a la hora de su transporte, respecto al de uno con plataforma estrecha. Además, generalmente los scooters de plataforma ancha son, también, más robustos. Y en el caso de Hudora, llevan integrado el guardabarros delantero, ahorrando llevar esa pieza sobre la rueda delantera, una ventaja que también debe tenerse en cuenta.


Sistema de frenado
Tanto en el Hudora RX 205 como en el Hornet Air 200, se confía la detención del vehículo a la tradicional fricción que ejerce el guardabarros trasero sobre la rueda posterior. Ciertamente es un recurso un tanto expeditivo: con el tiempo, el interior del guardabarros (realizado en aluminio en el primer caso, en acero en el segundo) acabará pulido como un espejo, y la eficacia de la frenada se reducirá notablemente, por lo que habrá que sustituir el guardabarros (Hudora los comercializa sueltos, por cierto). Además, conviene tampoco no olvidar que el rozamiento sobre la cubierta trasera la desgasta muy rápidamente, sobre todo si la rueda es de tipo neumático, en cuyo caso el riesgo de reventón también debemos tenerlo muy en cuenta (por el calentamiento sobre la goma, que puede llegar a deshacerla literalmente).

Pero es que no podemos ignorar las limitaciones de estos scooters y para lo que están pensados, así que no debemos exigirles más de lo que pueden ofrecer. Este tipo de modelos tan básicos y minimalistas están pensados y destinados a ser utilizados en terrenos sin demasiadas exigencias ni grandes pendientes y, por supuesto, tampoco deben usarse a gran velocidad.


Si buscamos scooters con mayores prestaciones y para trayectos más largos y trazados más "serios" y comprometedores, con bajadas pronunciadas, la misma Hudora nos ofrece variantes con freno de palanca, situado en el manillar, y con frenos de disco en la rueda trasera, mucho más cómodos y eficientes. Y tampoco olvidemos que en Bikester podemos encontrar muchos tipos de bicicletas, para usarlas en recorridos tortuosos y en largas distancias. Si queremos un vehículo para viajar de este tipo, lo mejor es decantarse entonces por una bicicleta, y en Bikester las encontraremos incluso con sistemas de frenado por disco, que permite que afrontemos descensos largos y/o pronunciados durante mucho tiempo, con mucha mayor seguridad y velocidad de la que un sencillo patinete podría ofrecernos.

Y es que estas variantes plegables de patinetes están destinadas para ocupar poco espacio en casa, pesar lo menos posible, y de esta forma ser fácilmente transportadas en la mano y pudiendo llevarlas con nosotros a cualquier sitio, ayudándonos a movernos en trayectos cortos y sin grandes exigencias. Para "viajar" tenemos, como decimos, otras alternativas de scooter y de bicicletas en Bikester a las que podemos recurrir, y que son más aconsejables y completas que estos modelos más básicos y frugales de Hudora o de Hornet.

Por supuesto, si quieres desplazarte por la ciudad, llevarlo contigo en metro o en tren, y moverte con agilidad, tanto el Hudora RX 205 como el Hornet 200 Air son ideales. Pero si quieres afrontar trazados más difíciles en un scooter, e incluso realizar viajes con ellos (hay personas que han hecho el Camino de Santiago en scooter), es mejor que elijas modelos menos portables y más robustos y con muchas más prestaciones, o que directamente accedas al mundo de la bicicleta.


Chasis
Los chasis son radicalmente diferentes entre el Hudora RX 205 y el Hornet Air 200, y esto explica el por qué el primero soporta hasta 100kg. de peso, y el segundo se queda únicamente en 85 kg. de peso. En realidad, yo peso bastante menos (unos 55 kilos) y la plataforma del Hornet ya fluctúa bastante, así que en realidad, si pesas más de 70 kgs. no te aconsejo este tipo de patinetes, sino que te decantes por los modelos como el Hudora RX 205, mucho más robustos.

El Hornet dispone de una plataforma construida en aluminio, pero a diferencia del RX 205 BigWheel, tan solo son dos láminas de aluminio huecas, reforzadas por dos tiras también de aluminio, que son las que sirven también de tirantes para la rueda trasera. A diferencia del RX 205 de Hudora, el Hornet no es un patinete íntegramente de aluminio, en realidad de aluminio es el manillar, el tubo de dirección y la plataforma, el resto (columna de dirección, cuello de plegado y dirección, pipa de dirección y guardabarros trasero) es de acero. Eso hace que sea unos 500 grs., más pesado que el RX 205, aunque éste sea, irónicamente, más resistente, y el RX 205 lleve guardabarros integrado para la rueda delantera, mientras que el Air 200 de Hornet carece de él.

Otra diferencia constructiva es que el Hornet no gira totalmente, con él no puedes hacer cambios de dirección en su manillar de 360 grados, como sí se puede hacer con el RX 205. Sin embargo, sí tiene más espacio en los puños, y el sistema de plegado es muy cómodo, a base de un tirador. En ese aspecto, debemos tener en cuenta que el sistema de plegado posee un tornillo sin fin que hace de tope, el cual al plegarlo y desplegarlo, con las vibraciones, suele desplazarse. Quien adquiera este patinete debe tener eso en cuenta y asegurarlo, porque de lo contrario - como a mí me ha ocurrido - puede perderlo en las primeras salidas. Si eso ocurre, lo mejor es que sustituyamos el tornillo sin fin por uno fino convencional, con su tuerca. En el caso del Hudora RX 205, al disponer de un sistema de plegado totalmente distinto, no tendremos este inconveniente.


Resumen
Si quieres un scooter "para correr" y para desplazarte ágilmente, no lo dudes: elije un modelo de ruedas macizas tipo roller y ABEC5 de cromo, como ofrece el Hudora RX 205, con el cual andarás ligero en terrenos medianamente llanos.

Si, por el contrario, necesitas un scooter para descensos y/o para terrenos escarpados y aceras, inclínate por un patinete de ruedas neumáticas como el Air 200 de Hornet. Eso sí, ten en cuenta que esas ruedas, con cojinetes ABEC7, apenas deslizan y tendrás que empujar constantemente el patinete.

Sea como fuere, tanto en Hornet como en Hudora dispones de muchas variantes de modelos, incluyendo versiones con frenos de disco, que te pueden hacer pasar ratos muy divertidos.









| Redacción: Duraderos.cc / Duraderos.blogspot.com

1 comentario :

  1. Muy buena comparativa y excelentes fotografías. Creo que me quedo con el Hudora 205 entonces.

    ResponderEliminar