Antes los objetos se hacían para durar, para ser reparados. Hoy se hacen en grandes cadenas de producción con el único fin de ser caducos. Ya no se repara ni se cuida con mimo objetos y artículos que nos acompañaban toda la vida, que nos servían durante generaciones. Los artesanos tradicionales han desaparecido, y en su lugar solo existen puntos de desperdicios y cadenas de ventas de baratijas. Puro consumismo decadente.

Sé bienvenid@ a Duraderos, el primer blog de consumo en donde nos fijamos en la fiabilidad de los productos y en su utilidad práctica. Aquí te hablaremos de los objetos y artículos hechos para durar y para resistir el más rudo trato diario, nuestro ritmo. Hechos como antes. En una palabra: duraderos.

www.Duraderos.Blogspot.com

18.7.18

Heimplanet Backdoor: una tienda inflable que se monta sola


La primera vez que vi la Heimplanet Backdoor pensé que los "tubos" exteriores eran armazones, y me llamó muchísimo la atención porque los consideré una protección extra (por si se nos ocurre acampar en zonas de osos o lobos...). Pero no tardé en descubrir que no, en realidad no es un armazón, sino tubos que se pueden inflar (es decir: contienen aire) con los que la tienda casi que se monta sola. Si eres de los que odia montar la tienda, o siempre tiene líos a la hora de hacerlo, y te gusta acampar al aire libre, tal vez esta sea la solución ideal que estés buscando.

La Heimplanet Backdoor tiene espacio para cuatro personas (incluido equipamiento...), y posee sistemas de protección y ventilación para poder utilizarse tanto en invierno, como en verano (con una variante de capa de nylon extra, si se elije la opción de "todo año").

11.7.18

Uno de los hoverboard de Denver puede producir shocks eléctricos


El hoverboard con referencia DBO 6501 (2x250W) de la marca Denveer, se ha retirado de la venta. La razón es un enorme riesgo de shock eléctrico o cortocircuito por una muy deficiente instalación con muy poco sistema de aislamiento a la humedad y/o al agua. La humedad puede entrar en contacto con el conector de carga en el compartimento de la batería, lo que podría provocar también un incendio. Además, se ha comprobado que las patillas del conector de la fuente de alimentación tienen una descarga demasiado elevada, lo que podría dar lugar a electrocuciones.

El producto no cumple los requisitos europeos mínimos para este tipo de dispositivos, recogidos en la normativa EN 60335-1, por lo que se deberá retirar de la comercialización. Si alguna persona lo ha adquirido deberá devolverlo, por su propia seguridad, a la tienda.

| Redacción: CODE Intermedia | codeintermedia.com

29.6.18

Prueba y opinión sobre tapers Tatay


Aunque ya hemos probado aquí botellas térmicas y thermos, me confieso sentir más cómodo con los recipientes para bebidas y alimentos tipo tapers, y entre ellos mis favoritos son los de formato tarrito de 0,2 litros y 0,4 litros (200 cl y 400 cl, respectivamente). Las razones son varias, una de ellas es la comodidad de limpieza. Al ser objetos multihusos, los vas a usar muy a menudo, por lo tanto tendrás que limpiarlos todos los días (y en algunas ocasiones incluso varias veces al día). Los thermo son un incordio para limpiar, y no encontré ninguno (y he estado mucho tiempo mirando) cuya limpieza fuera rápida y eficaz. Algunos no puedes llegar con los dedos al fondo (son recipientes muy delgados), así que tienes que usar escobilla cuya eficacia deja bastante que desear y, aunque lo consigas, la escobilla tendrás también que limpiarla a menudo porque en ella con el tiempo acabarán alojándose los gérmenes. Otro gran problema de los termos (y algunas botellas y recipientes térmicos) es que o la boquilla es muy estrecha (ya lo hemos visto aquí con Laken) o el tapón tiene sistema de filtro o/y de paso de líquido, por lo que hay que desarmarlo (si puedes, en algunos no es posible) y limpiar pieza por pieza, luego montarlo... Y eso si tienes la suerte de que a sus recovecos puedas acceder. Por eso los thermos no deben usarse para guardar los alimentos y/o bebidas de bebés, ya que son un nido de bacterias y hongos. Un buen susto me di un día con un botellín para bici (desde entonces uso bebidas deportivas de usar y tirar, es lo mejor).

Estos recipientes de Tatay no tienen ninguno de esos inconvenientes: su tapa es sencilla, y se puede acceder al fondo (incluso en el de 0,4 l) con suma facilidad. El interior de su tapa, donde va la rosca (que suele ser una de las zonas más complicadas) en estos recipientes se limpia también fácilmente, lo que ayuda que, además, la rosca sea gruesa, por lo que podemos acceder a las zonas entre vuelta de roscas sin complicaciones.

26.6.18

Prueba y comparativa: zapatillas de interior Muro y Wamba


Todos sabemos los enormes problemas a los que se enfrentan las compañías textiles en España, y entre ellas se encuentran, por supuesto, la industria del calzado. Desde el "desembarco chino" con productos de pésima calidad pero muy baratos, o con productos de marcas de renombre y muy caros (en donde solo pagas la marca, Puma, Lotto, Nike, y muchas otras, más que la calidad) no pocas firmas españolas se han visto obligadas a echar el cierre.

Pero, por fortuna, algunas capean el temporal y siguen ofreciendo productos de una gran calidad y manteniendo su saber hacer desde hace décadas, con la dedicación y experiencia incluso de generaciones.

Prueba de taza de metal de Laken: no te la lleves de camping, mejor llévala a un vertedero


Os contaba hace poco los peligros de utilizar aluminio como recipiente para consumo, y cómo una de las marcas que más abusaba de ello -por desgracia- es española. Hoy vamos a ver una muestra más de esto que decimos, y se trata de su taza de metal que, sin referencia alguna (un enorme defecto que ya vimos en la anterior botella-thermo que estos de Laken tienen como algo habitual) solo aparece con el registro 39.02498/MU. El "MU" hace referencia a la región de Murcia (donde son originarios estos de Laken), y ese registro no pienses que tenga nada que ver con el lote o la taza: comparten el mismo registro -por inverosímil que os parezca- sus cantimploras, o sus otras tazas, aunque no sean de aluminio. Dicho de otra manera: yo fabrico una barra de chocolate, y ese registro lo pongo a yogures, caldos, fritos, y zumos. Pues más o menos es eso lo que han hecho en Laken. Así que el que aparezca ese registro es simplemente "pose", no es garantía de nada -o de apenas nada-, porque no se refiere al producto en cuestión (en este caso la taza), sino a todos los productos que fabriquen. O sea: es un registro genérico, y no para ese artículo.

Muestra de la incongruencia una vez más de los productos de Laken, que va vimos en la anterior prueba de sus botellas thermo, es que en esta ocasión se nos advierte que no se use el producto caliente. Es algo lógico, porque el metal transmite muy bien el calor y, si lo ponemos al fuego -aparte de no ser nada saludable al ser aluminio- al coger el recipiente podemos sufrir serias quemaduras. Pero en esa incongruencia, insisto, en Laken nos venden esta taza con un mango de plástico para evitar quemarnos, lo que no tiene ningún sentido. Un mango que, además, es de aspecto gomoso y que rodea todo el canto de la taza, dando una sensación muy desagradable en los labios a la hora de beber (es muy grueso). ¿Por qué lo han hecho así, entonces?

Último reportaje

Heimplanet Backdoor: una tienda inflable que se monta sola